Error
  • Error de carga de datos de alimentación
  • Error de carga de datos de alimentación
Martes, 16 Abril 2013 21:52

La derrota que precede a la destrucción.

Escrito por  J. Aguinaga
Valora este artículo
(3 votos)

221b. imagen

Quizás cuando menos te lo esperas, cuando has aguantado lo inaguantable, es cuando lo pierdes todo. ¿Y después qué? Pero peor aún es cuando para todos tienes una vida plena, pero te falta algo. Careces del ello especial. Eso que más que alimentar el cuerpo, alimentaba tu espíritu levantándolo a cotas inalcanzables para la imaginación. Porque la realidad supera siempre la ficción.

"Las olvidé porque todo se olvida; pero al acordarme de ellas, hallo más profunda la impresión que me causaron."

Giaccomo Casanova

Somos conscientes que la vida solo termina con la muerte, pero ¿no hay muerte en vida? Muchos poetas dirían que sí, sin dudarlo. Quizás seres superficiales existencialistas dirían que hay que mirar a uno mismo. El famoso “Carpe Diem” que muchos predican,  pero que a pocos llena y aún menos comprenden. Algunos incluso afirmarán que alguna divinidad absurda es la que traza los caminos que debes recorrer. Finalmente, los habrá que opten por pasar página, reforzando con su argumento que lo sucedido, verdaderamente no importaba tanto. Son los que además de fracasar, se rinden.

"Admira a quien lo intenta, aunque fracase."

Lucio Anneo Seneca

La lucha nunca termina. Si la causa es justa, siempre retorna. Como los estoicos y el eterno retorno, tan solo la muerte puede librarnos de nuestras batallas. O eso o el fracaso. No hay revolución pacífica que triunfe totalmente (preguntad a los intocables en la India), ni tampoco guerra que no deje heridas profundas. Unas heridas que el tiempo, por el contrario del pensamiento “happy” de la mayoría, no las borra el tiempo, solo las hace cicatrizar, pero siguen ahí.

”El hombre no está hecho para la derrota. Un hombre puede ser destruido, pero no derrotado”

Ernest Hemingway

Y ahí deben estar, porque en el eterno viaje que es la vida, jamás sabemos lo que nos espera a la vuelta de la esquina. Quizás el mismo puñal, los mismo labios, o la misma piedra de siempre. Quizás la única que nos importa.

"Mis éxitos y mis fracasos, lo bueno y lo malo que he experimentado, todo me ha demostrado que este mundo, tanto físico como moral, el bien sale siempre del mal, igual que el mal del bien."

Giaccomo Casanova

Deja un comentario

Noticias económicas

Noticias Conciertos