Error
  • Error de carga de datos de alimentación
  • Error de carga de datos de alimentación
Miércoles, 23 Julio 2014 17:21

La fenomenología

Escrito por  J. Aguinaga
Valora este artículo
(0 votos)

La palabra fenómeno en su origen griego tiene el significado que podíamos entender como aquello que se muestra como tal, en primera persona y de la forma más pura. Se emplea en ciencia de modo que ahuyenta cualquier interpretación sobre su forma, siendo este mostrarse objetivo y puro.

Siguiendo las vías de la ciencia natural, se empieza a utilizar la misma en las ciencias del espíritu.

 

A lo largo de ella historia, se tomó tal cual la adaptación de las ciencias físicas a las del espíritu, como ejemplo podemos ver la psicología, no obstante, se intuyó que no era ese el camino mejor a seguir. A finales del siglo XIX la filosofía se encargó como ciencia verdadera del espíritu del estudio de los fenómenos adyacentes a la conciencia humana. A partir d ellos estudios de Husserl y de la denominada psicología descriptiva, o lo que entendemos por 'fenomenología'.

Siguiendo el ritmo marcado por la lógica, se entiende que los conceptos salidos del estudio mismo del ser deben ser objetivos y claros. Ayudándose de las investigaciones de Brentano y tomando su modus operanti, conseguirá entender dichos términos a partir del concepto de 'intencionalidad'.

Así pues, el fenómeno debido a la complejidad de los estudios resultantes es entendido como un acceso a la verdadera cuestión, enmarcándose así la fenomenología en un método de cómo investigar, partiendo esta investigación de cómo se muestra el objeto a estudiar y solo a partir de esta creencia. La creencia de Husserl en las matemáticas también colaboró a dotar a la fenomenología de un sustento lógico para sus descripciones. No obstante es bastante polémica la presunción de la perfección de las matemáticas como orden verdadero del mundo y vara de medir.

Tras este inicio, la fenomenología se centró sobre todo en una región de la existencia, las vivencias, y a partir de aquí se desarrolló su evolución posterior. Primeramente se introducirá la idea del 'idealismo trascendental' que tendrá respuesta en el realismo entendido en sentido tradicional. Así pues, la fenomenología continuará trabajando en alas de una tradición errónea. Las investigaciones lógicas no se centrarán solo en el ámbito a estudiar, sino que serán utilizadas en otros ámbitos. Será muy notable el afán de sistematizar las formas de conducirse en las investigaciones fenomenológicas. Por todo esto y siguiendo los caminos marcados erróneamente por la tradición la fenomenológica, que debería funcionar como faro que guía las investigaciones, se vuelve confusa y divaga en múltiples interpretaciones y la indefinición, convirtiéndose en una moda silenciada un tanto por la escolástica.

Males aparte, la fenomenología se entiende como un modo de investigación objetivo, en el cual el objeto de las investigaciones debe tomarse tal y como se muestra, sin interpretaciones ni contaminaciones. Debe aislarse los preceptos erróneos traídos mediante el falso raciocinio tradicional para conseguir así un análisis verdadero, que desmonte los prejuicios y todo aquello que enmascare la verdad del mismo, desprenderse de lo superfluo añadido. El investigador tiene que ser dinámico, no renunciar a escuchar y variar sus posicionamientos, y no centrarse solo en una mecánica natural de las cosas, tiene que ser capaz de separar la paja del grano.

Deja un comentario

Noticias económicas

Noticias Conciertos