Error
  • Error de carga de datos de alimentación
  • Error de carga de datos de alimentación
Jueves, 31 Mayo 2012 02:00

Selección natural

Escrito por  J. Aguinaga
Valora este artículo
(0 votos)

aguinagaCada día nos acercamos un poco más al abismo. De la misma manera que el imperio romano cayó cuando la razón fue sustituida por esa estupidez llamada fe, o como el brillo del renacimiento se oscureció por el barroco, occidente camina hacia una nueva edad media.

Solo hay que echar un vistazo a las universidades. Otrora centros donde la ciencia hacia avanzar el conocimiento y donde la reflexión mandaba sobre la histeria. Hoy en día se han convertido en centros de lo vulgar. La excelencia ha perdido su lugar a favor del buen rollo. Donde antes había suspenso, ahora hay comprensión. Donde antes había reflexión, hay cursos de meditación. Donde habitaba la ciencia, ahora campa a sus anchas la pseudo-ciencia, el culto al consumismo y sobretodo la mentira de la felicidad humana.

Pero no hundamos más aun la calidad de nuestras universidades. Bastante esfuerzo hacen en ello las personas que nunca realizaron el esfuerzo de leer una línea que no estuviera escrita en la etiqueta de un champú. Es ahí donde radica el problema. La democracia es una gran mentira desde el momento que hace iguales a los que no lo son. Bastaría con que la gente menos preparada, aquella que jamás se tomo la preocupación de leer un libro (no vale cualquier libro) o pensar en lo que decía (avanzamos ya que un título universitario no asegura la presencia de vida inteligente) ocupara el lugar que sus capacidades merecen y no emitieran juicios. Que se abstuvieran no de pensar, si no de pretender que saben hacerlo y que pueden razonar. Si reconocieran su nula capacidad para todo aquello que requiera el más mínimo esfuerzo de reflexión, quizás occidente tuviera alguna posibilidad de sobrevivir.

En lugar de eso, disponemos de legiones de estúpidos, analfabetos irracionales que creen que su idea es la mejor, la más original y que hacen lo correcto. Confunden el bien común por el bien propio y ensalzan su pobre experiencia vital a dogma. Creen que pensar consiste en emitir juicios sin ton ni son, sin reflexión y sin saber que lugar ocupan. Un lugar que ellos decidieron ocupar cuando en lugar de formarse cono individuos racionales, eligieron disfrutar de la adolescencia y convertirse en lo que ahora son, un lastre.

Equivocadamente opinan sobre temas que jamás se han planteado, y si les llevas la contraria con argumentos o razones que son incapaces de descifrar, dadas sus limitaciones, te acusan de elitista, en el mejor de los casos, o de tener una opinión formada. Como si ellos fueran capaces.

Son estas masas, lo que en la antigua roma denominaban plebe, las que nos acercan al ocaso de occidente. Son esas masas, cuando encuentran un dios, un líder, o simplemente alguien que las hace sentir útiles, aunque sigan siendo igual de inútiles, las que destruirán lo que con tanto esfuerzo algunas personas consiguieron crear, un futuro para la raza humana.

Cuando los estúpidos no recuerden como se enchufa el ebook, confiemos en que aún tengamos bibliotecas con libros de verdad. Si ya nos salvo en la edad media, puede volver a salvarnos de la estupidez total. La selección natural hará el resto.


Visto 3445 veces

Deja un comentario

Noticias económicas

Noticias Conciertos