Error
  • Error de carga de datos de alimentación
  • Error de carga de datos de alimentación
Viernes, 15 Junio 2012 02:00

Amiguismos, latinismos y otros “ismos”.

Escrito por  J. Aguinaga
Valora este artículo
(0 votos)

Amigo lector, esta es la realidad: da igual el partido político que gobierne. Es indiferente su carácter y su ideología, eso si admiten tenerla. Lo único cierto es que las moscas que pululan al lado del poder, siempre responden al sufismo –ismo.

                Fijémonos en un pueblo. Da igual en cual, pero puedes fijarte en el tuyo amigo lector. Tradicionalmente han gobernado diferentes partidos, con distintas tendencias, pero eso si, con una sola idea común: vamos a beneficiar a los nuestros. Y algunos pretenden dar lecciones cuando pertenecen a la oposición: ¡si casi es cuando más se benefician!

  Si haces memoria, con contadas excepciones por su extrema valía o su pesadez, las personas que rondan y chupan de la gran teta que viene a ser un ayuntamiento (para más adelante dejaremos diputaciones, autonomías y gobiernos) siempre tienen algo en común: el enchufismo. Da igual el partido que los ciudadanos democrática y estúpidamente hayan escogido: puede ser el PSOE, PP, IU, el BLOC o cualquier partido local… siempre se tiende a beneficiar a los que conocen, o incluso a los que son familiares. Todo esto sin ningún tipo de pudor, recato o simplemente vergüenza.

                Los trabajos y cargos que pueden darse a dedo, legalmente por supuesto. Hecha la ley, hecha la trampa: nunca se concederán por merito, si no por proximidad al elegido. Puede ser una persona, o una empresa…incluso un premio local.  Es pues toda esa serie de parásitos lameculos y chupasangre que rodean el edificio consistorial una lacra socialmente aceptada. En el fondo, como parte de la condición española y latina, todos haríamos lo mismo si estuviéramos en su lugar. “Para que se lo lleve otro…uno de casa” vendría a ser el resumen de esta característica común a todos nosotros.

                Por qué no nos engañemos. Quizás si ahora mismo empiezas a fijarte en todos los que aparecen en actos públicos, se llevan subvenciones, ocupan plazas de socorristas…cualquier trabajo dependiente del ayuntamiento, te des cuenta que llevo razón. Que todos tienen esa característica común, independientemente de quien gobierne. Quizás, solo quizás empieces a indignarte al darte cuenta de cuales son las caras y los nombres que beben de tus impuestos gracias a la persona que votaste, en el mejor de los casos, o que ni siquiera te preocupaste en seleccionar, lo que te hace más culpable aún.

                Pero no te equivoques amigo lector. En el fondo, no te indignas por que sea inmoral. No te indignas por que sea injusto. No te indignas por que sea un lastre. Ni siquiera por que no sea los mejores para su puesto. Puede que lo sean, pero no se lo han ganado. Amigo lector, te indignas por que tú no puedes hacer lo mismo, por que no eres uno de los suyos y quieres tu parte del pastel.

                Esa es la peor lacra de todas: lo que tú puedes llegar a hacer en su lugar.

J. Aguinaga

Visto 4088 veces

Deja un comentario

Noticias económicas

Noticias Conciertos