Error
  • Error de carga de datos de alimentación
  • Error de carga de datos de alimentación
Viernes, 10 Agosto 2012 02:00

Esta noche hay una fiesta…estúpidos.

Escrito por  J. Aguinaga
Valora este artículo
(0 votos)

La estupidez humana, la verdadera característica que aúna a la mayoría de la raza de los hombres (y como diría algún estúpido, también mujeres) ha vivido recientemente una nueva muestra en un pequeño pueblo del estado español.

Un paupérrimo gobernante (seguramente un político, pues a diferencia de los gobernantes, los políticos siempre buscan la aprobación del populacho para perpetuarse) decidió consultar a sus vecinos que preferían: gastar el presupuesto municipal en fiestas o bien generar puestos de trabajo. Naturalmente, la plebe, alimentada por envidias, rencores, mala fe o simplemente avaricia, se decidió por las fiestas. Para que le toque siempre a los mismos… es una afirmación que, en contra de lo que promulgaba la revolución francesa sobre la fraternidad e igualdad, resume mejor el sentir de los españoles (aclaración para los estúpidos: sirve igual para vascos, catalanes, valencianos… como para cualquier nacionalista español trasnochado).

Desde luego, pensar está mal visto en este país. ¿Ser inteligente? Una tragedia. Ya, como encima seas competente en tu labor (aclaremos esto: hacer tu trabajo bien) más vale que agaches la cabeza, por que la envidia igual te golpea más de una vez. En cualquier país con la situación económica vigente en este país, con todos los recortes que vivimos y sufrimos, con toda esa generación perdida por falta de oportunidades, sería lógico y racional recortar en festejos y juegos. O simplemente evitar esos gastos.

Aún diría más. En cualquier familia que pueda llamarse así, tradicional o moderna, con dos padres, con dos madres, o con solo uno de ellos, en casos de carestía, donde se recortaría seria en las celebraciones. Antes comer o pagar que festejar. Antes recortar en ocio, que en medicinas para el abuelo. Antes ahorrarse la cerveza en el bar, que no comprarle lápices al hijo.

Pero señores, esto no es cualquier sitio. Aquí la racionalidad no existe. Ande yo caliente y ríase la gente. Así nos va, así nos ha ido, y así nos irá. Pensar y encima hacerlo bien está muy mal visto en este país (nueva nota para los estúpidos: nación y país no se refieren a lo mismo). Mucho mejor ser estúpido y encima, festejarlo.


J.Aguinaga


Visto 3806 veces

Deja un comentario

Noticias económicas

Noticias Conciertos