Error
  • Error de carga de datos de alimentación
  • Error de carga de datos de alimentación
Lunes, 15 Julio 2013 18:44

UN QUEVEDO EN VERSO ROMÁNTICO

Escrito por  Vicente José Nebot Nebot. La Taberna nº 17. ISSN: 2255-0828.
Valora este artículo
(6 votos)

Resulta ocioso y vano subrayar la importancia de don Francisco de Quevedo en la historia de la literatura, sin embargo, la vida del gran escritor barroco ha inspirado ciertas novelística y dramaturgia muchas veces reducidas al conocimiento de especialistas. Este es el caso del drama Don Francisco de Quevedo (1848) de Eulogio Florentino Sanz.

 

 

 

El poeta Eulogio Florentino Sanz (Arévalo, 1822 - Madrid, 1881) es hoy un autor olvidado del gran público. Fue también periodista, diplomático, diputado en las Cortes y bohemio de galantes amores que no cedió alguna vez con orgullo a dormir en los bancos del Prado. Hundido en la pobreza, tras el triunfo de la revolución de 1868 rehusó, nos cuenta Juan Valera, el cargo de ministro plenipotenciario en Tánger, movido por una dignidad que le revelaba que dicho cargo “más que de premio tenía trazas de limosna”. Años más tarde, obligado seguramente por su inminente boda, aceptaría el puesto, que desempeñó, no obstante, poco tiempo. Murió olvidado del pueblo, que esperó mucho de aquel novel dramaturgo que solo representaría dos obras más. Su misión diplomática en Berlín, en 1855, posibilitó su traducción de Heine, quizá su labor literaria más recordada; suscitó gran admiración y desempeñó un papel fundamental para el desarrollo de la lírica becqueriana.

Con solo 27 años, E. Florentino Sanz paladeó las mieles del triunfo escénico con su primer drama Don Francisco de Quevedo, representado en el Teatro del Príncipe y con el famoso actor Julián Romea como protagonista. El éxito rotundo de esta obra en 1848 y años sucesivos contrasta con la nula presencia en el repertorio del teatro actual. Las innumerables facetas literarias y biográficas de Quevedo, y su clara interconexión, crearon en el imaginario popular un personaje de indiscutible atractivo para la inspiración romántica. Ya desde su primer biógrafo, Pablo Antonio de Tarsia (1663), abundan las leyendas en torno al bravo e ingenioso caballero de lances de capa y espada y de intrigas cortesanas.

El drama de E. Florentino Sanz se sustenta en la libre ilación de algunos sucesos históricos, enmarcados durante el reinado de Felipe IV, donde se presenta a un malvado conde-duque de Olivares enfrentado a la sagacidad de Quevedo. Los escenarios: la noche alumbrada por tímido farolillo en peligrosa plazuela y los salones del palacio del Buen Retiro. En el primer acto, presenciamos una escena propia de la turbulenta leyenda del escritor: un duelo a muerte a las puertas de la iglesia de San Martín, entre las tinieblas de un Jueves Santo, donde Quevedo da muerte al espadachín a sueldo de Olivares, encargado de dar el último adiós a la infanta Margarita. Aquí se abre la trama central de la obra: el amor platónico del poeta por la infanta y su inteligencia para vencer la política nefasta del valido. La figuración popular de un Quevedo satírico-burlesco, de chiste ágil, es superada por la personalidad más íntima de un Quevedo desengañado por la necedad humana. Comparece por los amenos versos de E. Florentino Sanz el cantor de Lisi, aquel que afirmaba “amo y no espero porque adoro amando”, pues así se revela la ficción de este amor imposible aunque constante más allá de la muerte. También el hondo poeta metafísico se intuye en la amargura existencial oculta tras la festividad de sus continuas ocurrencias más o menos hirientes.

Adujo Juan Valera, que conoció a E. Florentino Sanz en la Embajada española de Berlín, que “El Quevedo de Sanz, más bien que ser Quevedo, es el propio Sanz que de Quevedo se disfraza”. Bella máscara la elegida por el poeta dramático para sugerir el héroe romántico que albergaba su alma de artista.

 Eulogio

 

Placa en homenaje a Eulogio Florentino Sanz en su casa natal de Arévalo 

 

Modificado por última vez en Domingo, 25 Octubre 2015 18:05

Deja un comentario

Noticias económicas

Noticias Conciertos