Error
  • Error de carga de datos de alimentación
  • Error de carga de datos de alimentación
Jueves, 19 Diciembre 2013 19:19

NOCTURNOS (III)

Escrito por  Monsieur de Mortimer
Valora este artículo
(2 votos)

Otra historia de la Noche

 

Y pensar que no existiría

sin esos tenues instrumentos, los ojos.

(Jorge Luis Borges)




Miguel Ángel, La Noche


 

Noche, los ojos vuelves ciegos a los que no saben amarte…

Lentas, las alas del sueño solo te alcanzan con el día.

El Sol ansía tu trofeo,

no mirarás su inerte rostro decapitado por Perseo.

Te nombra el juicio extremo guía,

Noche que escondes tus secretos como las formas de Proteo.

Buscan tus ángeles perdidos artificiales paraísos,

la luz redonda de Artemisa invoca oscura a sus sumisos:

lobos, vampiros y Julietas

que hallan placer con algún Sade, ya fatigadas de poetas.

¿Castigarán tanta lujuria

tus mismas hijas con su furia

si eres tú quien nos ha abducido?

 

Existiría sin los ojos, pues no depende de un sentido.

 

 

El éxtasis de la tormenta

 

Quand la pluie étalant ses immenses traînées
d'une vaste prison imite les barreaux

 (Baudelaire)

 

Fluyen las notas de la sinfonía.

El luminoso dios nacido en Delos

su partitura arranca a los cïelos.

Érebo de tinieblas se vacía.

 

Austro silba furiosa melodía.

Mil tridentes se incrustan en los suelos.

Caravaggio no tuvo estos modelos

cuando Júpiter da su voz de día.

 

Tiembla Atlas, será el fin de un castigo.

De muerte un velo inmenso llora a Febe.

Un gigantesco espejo da su abrigo.

 

Yo, como un Deucalión que este Arte bebe,

de néctar mis sentidos llenos digo:

“no sólo en el Olimpo escancia Hebe”.  


Modificado por última vez en Viernes, 20 Diciembre 2013 18:51
Más en esta categoría: « NOCTURNOS (II) Nocturnos IV »

Deja un comentario

Noticias económicas

Noticias Conciertos