Error
  • Error de carga de datos de alimentación
  • Error de carga de datos de alimentación
Viernes, 19 Enero 2018 19:14

Productividad y sistema educativo.

Escrito por  J. Aguinaga
Valora este artículo
(0 votos)

Buscando eso llamado excelencia, hemos transformado nuestro sistema educativo en una cadena de montaje que, sirvan o no, encaja piezas de cualquier manera para cumplir con unos estándares de productividad, obviando la calidad. Es este último factor, la calidad, la que debería dirigir todo el proceso de enseñanza-aprendizaje, pero preferimos estadísticas e informes no todo lo imparciales que deberían.

Buscamos la cifra: tantos alumnos han terminado la ESO; tantos alumnos tenemos en Bachiller; tantas matrículas universitarias… pero en el número no está el futuro. Lo cierto es que la bajada de nivel intelectual es una realidad. El alumnado que desarrolla en mayor o menor medida sus capacidades cognitivas hasta niveles óptimos es muy inferior al de hace unas décadas. Se culpa a la LOGSE, cuando este sistema necesitaba una cantidad de recursos para funcionar que jamás recibió. Dinero, tan triste como el vil metal, hipotecó a toda una generación.

Pero no solo fue falta de dinero. También ansia de poder. Las ideologías dogmáticas dominaron el sistema educativo, desviando alumnado mediante la baja inversión a centros privados de dudosa capacitación en muchos casos, relativizando la preparación y calidad de unas plantillas educativas siempre diezmadas. El dogma de que lo privado funciona mejor y se gestiona más eficientemente, junto con una gestión corrupta de lo público, deriva en una falta de prestigio que ataca directamente a la base de nuestra sociedad: la educación pública de calidad.

También nuevas tendencias pedagógicas, mal entendidas o aplicadas han involucionado el sistema educativo hasta un todo vale donde ni se solicita esfuerzo, ni se generan frustraciones al alumnado ni tan siquiera se acepta como válido en el sistema un suspenso o no sacarse la ESO. Resultado: regalamos el título, haciéndole perder valor intrínseco y lanzamos a la vida alumnado con un mal desarrollo de sus capacidades. Selección natural, o se adaptan, o sufren las consecuencias.

Una buena educación no puede resumirse en algo tan natural y primitivo como la selección natural.

Deja un comentario

Noticias económicas

Noticias Conciertos