Error
  • Error de carga de datos de alimentación
  • Error de carga de datos de alimentación
  • Error de carga de datos de alimentación
Viernes, 19 Enero 2018 19:28

LA BASSA DEL POBLE Y LA COMUNIDAD DE REGANTES DE BETXÍ (VI)

Escrito por  José Francisco Blasco Cobeño
Valora este artículo
(0 votos)

En la dictadura franquista

A medida que se acercaba el frente de guerra a Betxí, el 5 de mayo el Comité Local de Defensa Pasiva se vio en la necesidad de construir cinco refugios antiaéreos. También se habilitó por su solidez, la sala de vuelta de cañón del Palau de Betxí y las galerias de las minas de mercurio situadas en el Solaig y en la Espartera, próximas al casco urbano.

Aún no estaban terminados los refugios antiaéreos cuando al mediodía del 14 de junio de 1938 Betxí fue bombardeada por tres aviones del grupo de bombardeo K/88 de la Legión Cóndor alemana, derribaron varios edificios, este bombardeo fue contra reconcentraciones en Vila-real-Borriana-Nules y otro contra Onda-Betxí, se tiraron nueve toneladas de bombas a una altura de 400 metros, con defensa antiaérea por parte republicana (DIARIO DE LA LEGIÓN CÓNDOR). Fue el bombardeo que más víctimas dejó en Betxí, ocho muertos y numerosos heridos (SORRIBES, 2011).

Ante el avance de las tropas nacionales y por el bombardeo recién sufrido en la población, muchos vecinos de Betxí, decidieron huir del pueblo, algunos se refugiaron en las minas abandonadas, otros en los masets del término o en pueblos de Valencia, quedándose el pueblo prácticamente vacío, salvo unos veinte vecinos que se refugiaron en la iglesia (M. FRANCH,1996, 108-109). Debido a esta masiva marcha de vecinos del pueblo, las infraestructuras hidráulicas así como los cultivos del término quedaron abandonados.

El pueblo de Betxí y la carretera de Betxí a La Vilavella fue bombardeada dos días después el día 16 contra reconcentraciones, por nueve bombarderos alemanes Dornier DO 17 del grupo de reconocimiento A./88 de la División Cóndor alemana, tiraron 4´5 toneladas de bombas a una altura de 2.000 metros (DIARIO DE LA LEGIÓN CÓNDOR).

El 18 de junio la población de Betxí sufrió el bombardeo más fuerte de toda la guerra, con tres servicios. El primer bombardeo lo realizaron el grupo de bombardeo K./88 de la Legión Cóndor con 30 bombardeos He 111, bombardearon posiciones republicanas en Nules, Borriana y Betxí, tiraron 30 toneladas de bombas a 3.500 metros de altura. El segundo fue realizado por 16 bombardeos He 111 contra posiciones republicanas al oeste de Borriana, al este de Vila-real y al norte de Betxí, se tiraron 20 toneladas de bombas a 3.500 metros de altura. El tercero fue una cadena de bombardeos, realizado por un grupo de reconocimiento A./88 de la Legión Cóndor, con 4´5 toneladas y a una altura de 3.500 metros contra el sector Nules-Borriana-Betxí (DIARIO DE LA LEGIÓN CÓNDOR).

Ese mismo día el 525 Batallón de la 132 Brigada Mixta de la 70 División del ejército republicano, estaba en El Solaig, y el puesto de mando se situó en el interior de una mina de mercurio abandonada, no lejos de la carretera que pasa por La Vilavella y se dirige a Betxí (HERRERO). Por tal motivo algunos vecinos de Betxí que abarrotaban estas tres minas, tuvieron que partir como refugiados de guerra, rumbo a pueblos de Valencia.

El 25 de junio la 55 División tras resistir fuertes contraataques en el sector del Apeadero de Betxí, asaltaron varias líneas fortificadas, ocupando el aeródromo de Betxí y llegando con los carros al pueblo, siendo rechazados por un fuerte ataque del ejército republicano con apoyo de tanques.

Los vecinos de Betxí que se refugiaron en las minas de mercurio de la Espartera, sufrieron muchas penalidades, no podían bajar al pueblo debido a que las balas venían del Rodaor, conquistado por los nacionales o bien del cocó Barber donde estaban los republicanos. Los que bajaban al pueblo lo tenían que hacer por dentro del barranco de las minas, a salvo de las balas; el agua la obtenían de un pozo de unos 15 metros de profundidad y en el que se había estancado un poco de agua de lluvia.

Un día pasó la PAVA o avión de reconocimiento de los nacionales. Un par de horas después sería bombardeada las minas por la aviación nacional. Las bombas causaron la muerte a los vecinos de Betxí: Manuel Sanahuja Hernández, Isabel Franch Ferrandis y Francisco Hernández Mollar.

Al anochecer del día 28 de junio bajaron a las galerías de las minas de Betxí unos soldados del ejército nacional, con el fin de anunciarles que podían pasar a la zona nacional. A la una de la madrugada del día 29, se procedió a la evacuación de las minas, los soldados nacionales los llevaron al mas del Frare en la carretera Onda Vila-real, en donde unos camiones los trasladaron a Vila-real. (M. FRANCH, 1996, 110-111).

En la mañana del 1 de julio la 2ª y la 3ª Brigadas de la 55 División, realizaron una acción combinada y llevaron a cabo su ataque en dirección oeste-este de Betxí, dejando al sur este pueblo. La 2ª Brigada simultaneando la acción de la 3ª avanzó en dirección norte-sur y ocupó el pueblo de Betxí, después de vencer una fuerte resistencia republicana por parte de las brigadas mixtas 190, 107, 92 y 79 pertenecientes a la 70 y 6ª División. Acto seguido al mediodía ocuparon la ermita de Sant Antoni.

Betxí fue ocupada por las tropas del teniente coronel de Infantería Carlos Lázaro Muñoz, jefe de la 2ª Brigada de la 55 División, la toma de Betxí fue realizada por el 6º Batallón de Carros de combate nº2 de Zaragoza (MALLENCH, 2014, 51).

Una vez tomada Betxí el mando del ejército nacional se puso a organizar la administración municipal, así el 4 de julio de 1938 se constituyó la Primera Comisión Gestora provisional de Betxí, nombrando alcalde a Joaquín Franch Meneu, siendo confirmado posteriormente por el Gobernador Civil (AYUNTAMIENTO DE BECHÍ, 1963).

Al tomar el ejército nacional Betxí, el pueblo contaba como hemos dicho antes con una veintena de vecinos, conforme se iba alejando el frente belico empezaron a llegar al pueblo los vecinos que se habían refugiado en las casas de campo y en las minas de la Espartera, se encontraron con unas ochenta casas destruidas y con la Acequia Mayor y otras canalizaciones de riego (las innumerables acequias y regueros habían servido de trincheras) muy deterioradas.

El 1 de abril de 1939 se dio la guerra por finalizada. A partir de esta fecha empezaron a venir al pueblo los vecinos que estaban refugiados en diferentes pueblos de Valencia. Los principales cultivos agrícolas eran, en secano el algarrobo y el olivo y de regadío los naranjos (SORRIBES, 2004, 17). Para poder subsistir tuvieron que plantar trigo, hortalizas y boniatos, ya que el cultivo de las naranjas en ese momento no era rentable.

Como había poco dinero para realizar las reparaciones de las casas y de las acequias, las autoridades locales franquistas recurrieron al Instituto de Crédito para la Reconstrucción Nacional, para pedir un préstamo de 2.508.949´15 pesetas, que se distribuyó a los agricultores que tenían tierras en el término municipal, para que pudieran reanudar el cultivo de sus plantaciones y poder pagar los impuestos y cargas municipales (AYUNTAMIENTO DE BECHÍ, 1963, 31).

El 5 de agosto de 1941 en la Dirección General de Obras Públicas, se verificó la subasta de las obras para mejora de riegos y revestimiento de acequias de Betxí, con un presupuesto de contrata de 353.993´81 pesetas (BOE, 14-7-1941, 5274).

Una vez reparadas las infraestructuras de riego el cultivo del naranjo volvió otra vez a coger fuerza. En 1944 el Ayuntamiento de Betxí, envió un informe a la Comisaria General de Abastecimientos, quejándose de que hacían falta 36 pozos de riego para poder continuar seguir creciendo y poder plantar más naranjos (SORRIBES, 2004, 17).

El 13 de junio fue nombrado Alcalde, Cristóbal Mesado Capella, y de primer Teniente de Alcalde, Antonio Personat Franch. En ese mismo año la 2ª Comisión Gestora (Ayuntamiento) compró el Pozo San José, ubicado en la partida del Solaig, por 10.000 pesetas, para el abastecimiento de agua potable para la población (SORRIBES, 2004, 23). Después de centenares de años en que la población de Betxí utilizaba la Fuente de Fontanars y la Acequia Mayor para poder beber, sería ahora un pozo de riego quien realizaría dicha función.

El día 16 de enero de 1946, por la tarde comenzó a nevar y a media noche la nevada superaba ya el medio metro de altura. Al amanecer salió el sol, era la festividad de Sant Antoni, la romería a la muntanyeta se suspendió. El mal se produjo entre la noche y madrugada del 17 al 18 de enero con el cielo raso y sin viento, el termómetro marcó 14ºC bajo cero, dichas temperaturas nunca se habían conocido en Betxí, se helaron casi todas las naranjas. Las comunicaciones se vieron afectadas y las poblaciones estuvieron incomunicadas. El ferrocarril y el correo sufrieron retrasos de más de 10 horas, la Panderola no pudo circular entre Castellón y Onda. Hubo agricultores que se fueron a los huertos para quitar la nieve de encima de los árboles, mientras que otros, optaron que se cayese fundida por el sol. Los naranjos en los que no se quitó la nieve, no helaron sus naranjas, la capa de nieve hizo de iglú, en cambio los que quitaron la nieve se helaron. Días después, las hojas se secaron y los árboles se desfoliaron. Ocurrió una cosa curiosa, todos aquellos que no arrancaron los árboles, posiblemente por falta de medios, vieron que a la primavera siguiente los naranjos comenzaron a brotar por la parte interior y al cabo de dos años hicieron naranjas. Los que arrancaron los árboles y los que no (lo hicieron en medio de los árboles desfoliados), en la misma primavera plantaron boniatos, legumbres, verduras y sobre todo trigo. El boniato fue el alimento que más palió el hambre en los años siguientes a la Guerra Civil. Ese día la Acequia Mayor estaba completamente cubierta de nieve y tardó bastantes días para que se descongelase el hielo y pudiese pasar el agua sin ningún impedimento.

Para poder tener más agua para poder regar de la fuente de Fontanars, el Sindicato de Riegos de Betxí estuvo estudiando la manera de poder solucionar el problema, esta llegó por un Decreto del 18 de abril de 1947, en que se autorizaba la subasta de obras de Mejoras de riegos de Bechí (galería filtrante), con un presupuesto de 685.832´83 pesetas (BOE, 24-4-1947, CXIV, 2403). El 20 de junio se publicó que la subasta de estas obras se la adjudicó Andrés Victoria Bertolín por 579.529 pesetas (BOE, 25-6-1947, CLXXVI, 3588).

Once años después, en 1958, la Comunidad de Regantes de Betxí finalizó las obras para conseguir aumentar el caudal del agua de la fuente de Fontanars, consistentes en la construcción de una galería filtrante en un tramo de 1.835 metros desde el Pantano hacia Onda, y también la instalación junto a la presa, en la cara norte, de un grupo de bombeo para rebosar más agua a la Acequia Mayor elevándola desde el subsuelo de la fuente (AYUNTAMIENTO DE BECHÍ, 1963, 120).

En Madrid el día 11 de marzo de 1970 los alcaldes de Betxí y Onda firmaron un nuevo convenio para la obtención de los derechos del agua del río Mijares y la creación del Canal Cota 100 para poder regar sus términos (FRANCH, 1996, 51).

A las sociedades de riego de Betxí les vino muy bien el agua del Canal Cota 100, pero especialmente para la Comunidad de Regantes de Betxí, ya que tenían un servicio de agua seguro todo el año y no depender de los años de sequía en que la fuente de Fontanars se secaba. Antes que le suministrase el Canal Cota 100 a la Comunidad de Regantes de Betxí el agua, muchos socios de la Comunidad de Regantes eran también socios de otras sociedades de riego como Dualde, San Alberto, Santa Inés, Sant Joan, el Vallet y el Carmen, con el objetivo que si la Comunidad de Regantes no tenía agua debido a la sequía, podían pedir el agua a la sociedad de riego en la que eran socios y de esta forma que no le faltase el agua a su cultivo de naranjos.

BIBLIOGRAFÍA

AYUNTAMIENTO DE BETXÍ (1963): XXV años de paz en Bechí, Bechí, Ayuntamiento de Bechí.

FRANCH FRANCH, Manuel (1996): Sucedió en Betxí, Betxí, El autor.

MALLENCH SANZ, Carlos (2014): L' Aeròdrom de Betxí (1938-1939), Betxí, Publicacions de l´Ajuntament de Betxí.

SORRIBES ROIG, Vicent Enric (2004): Els anys blaus Betxí 1938-1945, Betxí, IV Vila de Betxí, Publicacions de l´Ajuntament de Betxí.

SORRIBES ROIG, Vicent Enric (2011): Betxí sota les bombes, Betxí, Festes Majors Setembre 2011.

Deja un comentario

Noticias España

Noticias económicas

Noticias Conciertos