Error
  • Error de carga de datos de alimentación
  • Error de carga de datos de alimentación
Jueves, 29 Marzo 2018 17:33

LA BASSA DEL POBLE Y LA COMUNIDAD DE REGANTES DE BETXÍ (VII)

Escrito por  José Francisco Blasco Cobeño
Valora este artículo
(0 votos)

La decadencia del Sindicato de Riegos

Con la llegada de la democracia el Sindicato de Riegos de Betxí funcionaba bien, igual que con la dictadura de Franco. Si había agua regaban del Sindicato de Riegos (era más barata que la de un pozo de riego) y si no había agua debido a la sequía, regaban de alguna de las Sociedades de Riego que existían en el término de Betxí o de Nules. En esa época el Sindicato de Riego contaba con dos celadores y regaban unas 900 hanegadas.

En la última década del siglo XX algunas sociedades de riego de Betxí se unieron para crear sociedades de riego a goteo. Muchos socios del Sindicato de Riegos de Betxí prefirieron regar a goteo en vez de a manta en las partidas de la Huerta y del Bovalar, lo que llevó poco a poco a la decadencia del Sindicato de Riego, ya que conforme iban pasando los años eran más los socios que preferían el goteo que el riego a manta, a este problema se añadía la situación de degradación de los huertos del Rajolar, que habían pasado a ser clasificados como urbanos. Debido a estos hechos los ingresos del Sindicato de Riegos iban mermando poco a poco.

Durante la alcadía de Manuel Blasco Balaguer (2003-2010), se prohibió verter agua de la fuente de Fontanars a la Bassa del Poble, debido a que se producían filtraciones en la Bassa del Poble y en las canalizaciones que pasaban al lado de las viviendas situadas en la calle Colón, desde ese momento hasta hoy en día la Bassa ha estado vacía y abandonada.

Estado actual de abandono de la Bassa del Poble

El futuro de la Acequia Mayor, la de la Bassa del Poble, igual que el del Sindicato de Riegos de Betxí, en contraste con la prosperidad de las nuevas sociedades de riego a goteo, corrió el camino inverso y después de perder la exclusividad del riego se fue olvidándose y abandonándose poco a poco. Con el paso de los años, debido a este abandono, en el año 2012 llegó al Sindicato de Riego de Betxí un escrito del organismo que autorizó el uso del agua, la Confederación Hidrográfica del Jucar, en el que se iniciaba de oficio un expediente de caducidad del aprovechamiento por interrupción permanente de la explotación del agua por parte del titular. En resumidas cuentas decía que como el agua de la fuente de Fontanars no se aprovechaba, iban a quitarles la concesión, ya que por ley perdíamos el derecho del agua que había originado el nacimiento del pueblo de Betxí.

Debido a la premura de tiempo, la primera acción a emprender fue la legal. La Sociedad de Riegos del Nuevo Progreso como el Sindicato de Riegos, presentaron las correspondientes alegaciones a la Confederación Hidrográfica del Jucar. Al ver las buenas intenciones de que se quería aprovechar dicha agua, el expediente fue archivado a principios de 2013.

A partir de este momento se implicaron autoridades, socios del Sindicato de Riegos y vecinos de Betxí. Por este motivo el 16 de mayo de 1913 se convocó en el Teatro Municipal a algunos socios1 y a vecinos del pueblo, donde se explicó que habían estado a punto de perder los derechos del agua y para evitar nuevos avisos de la Confederación Hidrográfica del Júcar era preciso aprovechar el agua para regar. Al acto asistieron unas cincuenta personas, en el tomaron la palabra algunos de los asistentes. El sentido general de la Asamblea era que merecía la pena aprovechar el agua que había estado abandonada. Por tal motivo se nombró una Comisión para llevar a cabo el aprovechamiento del agua. En dicha Asamblea hubo algún socio que protestó porque había gente que no era socia y estaba decidiendo sobre el problema del Sindicato, cosa que no era legal, para lo cual se decidió hacer otra Asamblea en la que asistieron solo los socios.

Las gestiones realizadas por la Comisión Gestora dieron su fruto al cabo de un año, gracias al proyecto social de la Fundació Novessendes que hicieron que unos pocos huertos se aprovecharan del agua.

El 7 de julio de 2014 un grupo de voluntarios, constituido por 27 personas, que con la ayuda del presidente del Sindicato de Riegos de Betxí, Vicente Almela Martínez y del Ayuntamiento de Betxí, se pusieron con la tarea de limpiar la Acequia Mayor y hacer que el agua volviese a correr por ella y poder regar una pequeña parte de la antigua huerta hasta el partidor del Puntarró. Para limpiar la Acequia Mayor desde el Pantano hasta el Rajolar, el grupo de personas voluntarias le dedicaron 459 horas de trabajo en 15 jornadas, durante algunos fines de semana desde el 7 de junio hasta el 6 de diciembre de 2014, en este último día en la Huerta del Rajolar epararon la pared de la Acequia Mayor que se había caído.

El 23 de enero de 2015 se celebró en el salón de actos de la antigua Cámara Agraria de Betxí la Junta General de la Comunidad de Regantes, en la que dimitió la antigua Junta Directiva y dio paso a gente nueva al frente de la entidad, también se dio cuenta de los trabajos realizados por los voluntarios, y se acordó acabar de reparar las fugas de agua y hacer las obras necesarias para conectar la misma pared del Pantano con la galería de la Acequia Mayor (BETXÍ, 2015, 11).

La nueva Junta Directiva elegida se encontró con la sociedad en deficit y con numerosos impagos, lo primero que se plantearon fue proyectar un plan económico que fuese viable, este plan llegó a buen término en el año 2017 en el que el deficit desapareció y algunos impagos de socios lograron recuperarlos.

El gran reto que tiene actualmente el Sindicato de Riego es que el agua solo llega a la partida del Rajolar, debido a que la Acequia Mayor y algunos de sus ramales estan cubiertos de asfalto o por aceras y su estado de conservación es pésimo, debido a que hay infiltraciones y produce humedad en las casas. El Sindicato de Riego en la actualidad riega unas 60 hanegadas por lo que no tiene el potencial económico para emprender las obras de mejoras en las conducciones que están tapadas por las aceras y si no se consigue el apoyo económico de otras sociedades de riego,2 ella por si sola nunca lo podrá conseguir.

Los diferentes partidos políticos que han regido el municipio de Betxí desde la democrácia siempre han estado interesados en adquirir la Bassa del Poble, no se con que objetivo, pero sería muy desagradable que esta infraestructura hidráulica tan antigua de origen islámico y que fue uno de los motivos de la fundación del pueblo desapareciese, perdiéndose una parte de la historia de Betxí.

1 Como los socios del Sindicato de Riegos de Betxí también eran socios de otras Sociedades de Riego, cuando se instaló el riego a goteo, no fueron al Secretario del Sindicato a dar parte de su nueva situación, al fallecer el socio la acción pasaba al hijo o a la hija pero estos continuaban con el riego a goteo, pero no iban al Secretario del Sindicato para cambiar la acción nombre, esta acción se repitió tantas veces que la Junta directiva del Sindicato no tiene la lista de socios actualizada y no sabe los nombres de la mayoría de sus socios.

2 Una de las medidas a adoptar sería, arreglar las conducciones que llegan a la Bassa del Poble y poner el plástico impermeable que ponen en las balsas del riego por goteo para que la Bassa no tenga infiltraciones y desde allí repartir el agua que llega de la fuente de Fontanars a las balsas que tienen el riego por goteo. Esta medida tiene una gran ventaja y una gran desventaja. La ventaja es que el agua de la fuente de Fontanars es gratis y muy limpia (la que viene del Canal Cota 100 lleva arena en suspensión y se deben de limpiar los filtros constantemente). La gran desventaja es que para realizar dicho proyecto se necesita mucho dinero y las sociedades de riego a goteo creo que no esten por la labor de invertir un cierto capital en el proyecto.

 

Deja un comentario

Noticias económicas

Noticias Conciertos