Error
  • Error de carga de datos de alimentación
  • Error de carga de datos de alimentación
Martes, 31 Julio 2018 19:24

Editorial

Escrito por  El Editor
Valora este artículo
(0 votos)

Con la llegada de la canícula estival la sociedad hace una pausa, como si el mundo dejara de rodar alrededor del sol, así que viene bien realizar un análisis de lo sucedido en los meses anteriores antes de encarar el final de año. Buscaremos las tres palabras claves.

Esperanza debería ser la primera palabra que nos viene a la mente. Esperanza que, por fin, todo el deterioro del estado del bienestar ocurrido bajo el gobierno de M. Rajoy va a poder revertirse en mayor o menor grado. Buena falta hace para impedir que unas medidas ideológicas acontecidas bajo la estafa de los bancos no pongan en riesgo nuestro futuro para beneficiar a unos pocos, los de siempre.

Pánico sería la segunda, ante la estupidez de la sociedad europea incapaz no solo de concienciarse que este es el único mundo que conocemos, y que solo con solidaridad y cooperación podremos salvarlo, si no de culpabilizar al desheredado de todos los males de la sociedad, dejando en sus mansiones a los verdaderos culpables y consiguiendo que los miserables del siglo XXI pueden a merced de salvajes que se aprovechen de su situación con oscuras intenciones.

Resignación, pues la condición humana es incapaz en la mayoría de los casos de impedir la corrupción de sus valores ante el ejercicio del poder delegado democráticamente. El ser humano, hoy en día, es bastante imperfecto en cuanto a sus valores y le resulta bastante difícil resistir a la tentación del bien propio antepuesto al común. Solo dotándonos de unos mecanismos de control realmente efectivos, abandonando partidismos y amistades y mediante una educación en valores real y no mitigada utilizando la siempre tóxica religión (sea la que sea) podremos conseguir con perspectivas de futuro una sociedad integra.

De nosotros depende cambiar estas dos últimas palabras de aquí a final de año Siendo realistas, será solo un primer paso, y hay que trabajar a largo plazo. Nadie va a ayudarnos si nosotros no nos ayudamos primero. Tú también formas parte de esto, te guste o no ¿Qué piensas hacer?

Más en esta categoría: « Editorial

Deja un comentario

Noticias económicas

Noticias Conciertos