Error
  • Error de carga de datos de alimentación
  • Error de carga de datos de alimentación
Viernes, 14 Junio 2013 16:42

POBREZA, EXPLOTACIÓN Y EXCLUSIÓN

Escrito por  Javier Méndez-Vigo
Valora este artículo
(5 votos)

javi

Hoy se acaban de presentar dos propuestas completamente irreconciliables para paliar el hambre de nuestros niños (la cifra se acerca a los 2500000). Nos ha caído en la cara la pobreza. Y la vergüenza es  que nuestros políticos (unos con su rodillo de mayoría y el otro ya que llega tarde) no quieren llegar a ningún acuerdo. Pero ¿qué es la pobreza

Para algunos la pobreza es sinónimo de vagueza. “Los parados son unos vagos ya que viven de los subsidios del papa Estado”. Como la política económica que hegemoniza el panorama político [el neoliberalismo] acepta este principio como un dogma religioso (ya que perjudica al dios dinero), lo que propugna es quitar los subsidios a los parados. ¡Hay que arriesgarse! Y salir a buscar trabajo. El problema radica en que no existe trabajo. Se lo llevaron (con la desindustrialización de nuestro Estado, y más tarde trasladando las fábricas a países más dóciles y donde existe la semiesclavitud. Es lo que hacen nuestras multinacionales que se llevan las fábricas a países emergentes donde los salarios son bajísimos y donde los niños no van a la escuela, sin importar que vivan hacinados o que mueran (como recientemente ha sucedido en Blangadesh. Pero no es el único país donde ocurre esto.  Como también ocurre en la India [“niñas y adolescentes trabajando sin contrato, privadas de libertad y en condiciones insalubres durante más de 72 horas a la semana por un salario de 0’88 euros al día, del que sólo podrán disponer cuando hayan transcurrido de tres a cinco años y que servirán para pagar su dote matrimonial. Este es el sombrío escenario laboral de miles de jóvenes del estado de Tamil Nadu, al sur de la India, que son empleadas en condiciones que rozan la esclavitud por empresas textiles de aquel país que luego suministran sus productos a grandes multinacionales entre las que están Inditex, el Cortes Inglés y CortefielEl Confidencial 23-3-2012]

Y mientras tanto, ¿qué ocurre en la Unión Europea? Esta se ha dividido en un núcleo duro (el Norte) y un Sur (débil y dependiente). Se ha producido un vampirismo por parte de los países del norte hacia los del Sur. Pero esto no es todo. La hegemonía del capitalismo alemán se ha basado en primer lugar en destruir todo lo que significó el pacto keynesiano. Es sintomático que una mujer que imita a la fundadora del neoliberalismo todavía sea más dura. Y encima proviniendo de la casta dirigente de la antigua República Democrática Alemana.

En los países del Sur se está produciendo una tercermundilización de las relaciones sociales. Existen ejemplos [que incluso nos pueden llevar al abismo griego], pero por el momento estamos dos pasos atrás: ¡y a qué precio! Después de 52 [contra]reformas laborales el movimiento obrero se encuentra a la defensiva. Las luchas son defensivas con las cúpulas sindicales cediendo al chantaje. El hecho más contundente han sido los pactos firmados por la Ford y por Nissan mediante los cuales se introduce la división salarial: de hecho han aceptado la reducción de un 20% del salario y al mismo tiempo aceptan que los nuevos contratos de entrada cobre mucho menos. Pacto aplaudido por las cúpulas sindicales y también por parte del reformismo (sea socialdemócrata o de izquierda unida). Reformista que se olvidan del hecho de que esto ha supuesto el despido de 15000 obreros en Bélgica o el cierre de fábricas en Inglaterra… Como decía Rosa Luxemburgo: “pan para hoy y hambre para mañana”

Nos están imponiendo una pobreza estructural que es producto de la hegemonía del capital financiero. Pero esto nos se produce de la nada. Es la estrategia de un capitalismo senil que se encuentra en una crisis profunda, quizás la crisis más profunda y larga desde la 2ª Guerra Mundial. Una crisis que dura ya casi siete años y que en un principio se pretendió salvar con la mal llamada globalización, pero las contradicciones no fueron abolidas y se están reproduciendo en una escala sin precedentes.

Cada vez hay más mano de obra expulsada del mercado. En la EU ya hay casi 20 millones de parados, mientras que en España superamos los 6 millones. Lo que ha producido la globalización no es otra cosa que la proletarización mundial. Pero esto supone la creación de un imponente ejército de reserva como nunca ha existido hasta ahora.

Y en la UE hay un objetivo que está a punto de cumplirse, si el Movimiento Obrero sufre una derrota: la pérdida de derechos y nuestra conversión en trabajadores tercermundializados.

Deja un comentario

Noticias económicas

Noticias Conciertos