Error
  • Error de carga de datos de alimentación
  • Error de carga de datos de alimentación
Lunes, 17 Noviembre 2014 20:47

PROCESO CONSTITUYENTE

Escrito por  Javier Méndez-Vigo
Valora este artículo
(0 votos)

Gerardo Pisarello al hablar de proceso constituyente defiende que es algo más que un modelo esquemático. Diríamos más, es un proceso de ruptura, como ya afirmaría el mismo Toni Negri. Pero sucede que para que se de este proceso es preciso que el Antiguo Régimen esté podrido, y que la Clase dominante esté en crisis. Negri al comienzo de su obra que lleva por título precisamente el de Poder Constituyente nos dice que “hablar del poder constituyente es hablar de democracia. En la edad moderna, ambos conceptos se han desarrollado a menudo paralelamente, y han estado insertos en un proceso histórico…”.

Hoy nos damos cuenta que el Reino de España está en crisis. Nos dirán ¡cómo toda la Unión Europea! El de España está de capa caída. Lo que ha entrado en crisis es el Régimen del 78. Ha entrado en quiebra todo un entramado constitucional. Pero esto no es nuevo, la derecha y una socialdemocracia al servicio de la Razón de Estado afianzaban en la práctica una “alianza”. La Patria, el Orden Constitucional por encima de todo, incluso por encima de los intereses que se decía defender. Ya la LOAPA- una ley surgida a raíz del “pacto del capote” (23F) encorsetó el “problema nacional”. Dando la razón al método marxista que defiende que es imposible solucionar “la autodeterminación de los pueblos” dentro del sistema capitalista.

En el 2014 -36 años después- el Régimen del 78 hace aguas por los cuatro costados. Y el social-liberalismo continúa aferrándose a él. Lo hemos visto con la coronación de Felipe VI. Y con la cesión de soberanía al “reformar el art. 135” de la Constitución; encadenando a los pueblos de España a una deuda ilegal e ilegítima.

Faltaba la puntilla, el estoque para matar dicho Régimen. Y fue la aparición del 15M y más tarde del 22M. Movimientos sociales que tienen su expresión política en PODEMOS. Movimientos que aparecen ante el mayor ataque que se produce en el Estado español en contra de la clase obrera y de las clases populares. La burguesía y sus representantes sólo tiene un arma frente a esto: continuar con los recortes sociales. Pero no solo esto. Hoy nos encontramos en una segunda fase, que consiste en un ataque frontal a la pseudodemocracia que representaba el Régimen del 78. Hay dos leyes, que de momento están pasando desapercibidas, pero que comienzan a conseguir sus frutos limitando la democracia. Un verdadero ataque a los derechos políticos. Nos estamos refiriendo a la Ley de Seguridad Ciudadana aprobada este verano y a la futura Ley de Huelga. Leyes que suponen instaurar el miedo y la represión.

Hoy 36 años después del Régimen del 78 es más necesario que nunca una ruptura y el inicio de un proceso constituyente al servicio de las clases populares que debe pasar por la reapropiación pública  de todas las privatizaciones llevadas a cabos por los partidos del Régimen del 78. Que pasa por la conquista de  “nuevos derechos” como el “derecho a la renta básica” y por un verdadero reparto del trabajo (35horas) y no por el reparto llevado por la burguesía que ha supuesto la aparición del precariado (proletarios del siglo XXI) sin derechos.

Lucha larga, pero llena de esperanza que debe pasar por la desmercantilización de la fuerza de trabajo y por la potenciación de un sindicalismo de lucha y de clase. Sin sindicatos sólo queda una cosa: volver a la servidumbre, aunque reciba otro nombre.

Modificado por última vez en Martes, 18 Noviembre 2014 19:06

Deja un comentario

Noticias económicas

Noticias Conciertos