Error
  • Error de carga de datos de alimentación
  • Error de carga de datos de alimentación
Viernes, 13 Julio 2012 02:00

San Fermin 1978

Escrito por  Javier Méndez-Vigo
Valora este artículo
(1 Voto)

javiTodo tendría que ser fiesta y alegría de un pueblo, pero la década de los 70 fueron años difíciles y de falta de libertades. Franco moría en la cama –no  sin antes haber fusilado a cinco personas en un juicio sumarísimo sin garantías procesales. Arias Navarro [el carnicero de Málaga por su papel en la postguerra] dio la noticia de la muerte del dictador y poco después fue nombrado Presidente de Gobierno.

Aún recuerdo aquél 8 de Julio, cuando estábamos a punto de realizar la primera guardia en la “pequeña legión”. El alboroto de los Policías Navales (la mayoría de Euskadi) afirmando que se iban a los “San Fermines”. Había caído un “compañero” y tenían que estar en Pamplona. Ante todo solidaridad. ¿Qué había ocurrido? ¿Por qué los “grises” habían actuado de tal forma? ¿Por qué alguien había sesgado la vida de un militante de izquierdas?.... Para entenderlo hay que volver la mirada a las postrimerías del franquismo.

Arias Navarro en su primer gobierno colocó como “Ministro de la Gobernación” a D. Manuel Fraga, personaje afecto al régimen y que ya había firmado alguna que otra pena de muerte (como la de Julian Grimau, dirigente del PCE). Aquel Ministro de la Gobernación (que luego sería fundador de Alianza Popular y más tarde del PP) decidió traer a la Internacional Negra (Fascista). Aquellos esbirros tuvieron un cometido bien determinado. El primer objetivo fue Montejurra en 1976, pues había que parar a la militancia de D. Carlos Hugo, a la sazón dirigente de los Carlistas. En aquél Montejurra hubo enfrentamientos con los militantes carlistas y alguna que otra baja.

Hay que tener en cuenta que la reacción de Fraga se debe al auge de las luchas de clases y al ascenso del Movimiento Obrero y de sus organizaciones de Clase. Y también al miedo de que se produjera una “revolución” como la portuguesa. Ya en 1974 los militares portugueses habían derribado la dictadura salazarista y habían depurado los distintos aparatos del Estado (cosa que nunca ocurriría en el Estado español). Por aquella época las JJSS del PSOE realizan su VI Congreso en Lisboa. En dicho Congreso las JJSS eligen una dirección izquierdista y aprueban una “Resolución anticapitalista” pidiendo la depuración del Aparato de Estado, defendiendo la “Autodeterminación” y propugnando una “salida anticapitalista” a la dictadura.

En 1976 se va a producir un hecho clave en la mal llamada “Transición”. Durante meses en Vitoria el pueblo se había levantado en una Huelga General para defender sus derechos económicos y exigir libertades democráticas. El papel de las JJSS estuvo al lado del pueblo (siguiendo su programa aprobado en el VI Congreso). Sin embargo en el PSOE que ya estaba en contactos con el régimen (para la realizar el pacto, que no la ruptura pactada) estaba en contra de las resoluciones anticapitalistas y maniobraba para cambiar a la dirección elegida en Lisboa. Cosa que haría poco después de los acontecimientos de Vitoria.

El 3 de Marzo de 1976 la Policía Nacional entra a “saco” en la Iglesia de Vitoria matando a cinco obreros. Un crimen execrable por el que nadie fue juzgado. Tan sólo las últimas palabras del diálogo entre los policías que intervinieron: “Cómo está por ahí el asunto?-Te puedes imaginar, después de pegar mil tiros y romper la Iglesia de San Francisco. Te puedes imaginar cómo está la calle y como está todo” Lo sucedido tiene un máximo responsable que nunca sería juzgado y que moriría en la cama siendo Senador Vitalicio.

Acontecimiento que llevaron a remodelar las JJSS [que en Vitoria serían expulsadas, junto a la UGT]. El PSOE que tomó la dirección en Surennes acabó con una de las cosas fundamentales de la socialdemocracia: las tendencias Dejemos hablar a uno de los dirigentes de aquella UGT alavesa: “las tendencias o corrientes de expresión habían formado históricamente parte de la democracia interna….Se consideraban enriquecedoras unas diferencias que se expresaban incluso en sus órganos de prensa públicos”.

Después de la represión de Vitoria el gobierno de Arias Navarro caería y llegaría lo que se conoce por transición. El gobierno de la UCD encabezado por Adolfo Suarez tenía entre sus ministros a Martin Villa que en 1978 ocupaba la cartera de Gobernación. Y en aquél San Fermín de 1978 en una de las primeras corridas sucedió la represión hacia las libertades nacionales de un pueblo. Los acontecimientos se produjeron gracias a la actitud del Aparato del Estado. Después de uno de los toros una serie de mozos bajaron al ruedo a pedir “Libertad y Amnistía”. Al apaciguarse la situación, por la puerta realizaron su entrada un cuerpo de los “grises” que reprimieron indiscriminadamente. Ya en las inmediaciones de la plaza un BPS (Brigada político social) descargó con su pistola un tiro en la cabeza de un militante de la LKI (Liga Comunista Revolucionaria), Germán Rodríguez murió al instante.

Desde entonces su peña (y de esto ya hace 34 años) realiza un homenaje cada año, en el lugar que fue abatido por las balas de la policía. Pidiendo Justicia…

¡Gora San Fermín!




Javier Méndez-Vigo

Visto 1268 veces

Deja un comentario

Noticias económicas

Noticias Conciertos