Error
  • Error de carga de datos de alimentación
  • Error de carga de datos de alimentación
Lunes, 07 Marzo 2016 20:15

Democracia y Capitalismo

Escrito por  Javier Méndez-Vigo
Valora este artículo
(0 votos)

Desde la perspectiva de la izquierda tradicional (la socialdemoracia y el eurocomunismo) la democracia era necesaria para llegar a cambiar la sociedad, era posible darle un “rostro humano” al capitalismo. Por esto se afianzaba los derechos sociales y económicos. El Estado podía interferir para llegar a un equilibrio donde no se cuestionara la sociedad. El pacto de postguerra (llamado pacto keynesiano). Algo posible gracias a la existencia del glacis soviético.

Pero a partir de 1973 (la crisis del petróleo) la burguesía internacional y, en particular la élite de los USA se da cuenta que el modelo de acumulación entraba en barrena. Se daba cuenta de que para continuar con beneficios, por dicha razón era preciso cambiar. El capitalismo no podía continuar de la misma manera entre otras cosas por la “Guerra de Vietnam” y por la oposición interna a una política imperial. Ha pasado el Mayo 68 o el Mayo italiano. La izquierda entra en crisis y la “lucha armada” aparece en Occidente (Italia, Alemania, España). No se podía continuar con esta situación que frenaba el desarrollo del imperialismo. Ahora bien esto iba a traer contradicciones.

El “centro capitalista” ya no podía continuar amamantando la “reconstrucción de postguerra”. Como bien dice Varoufakis había que darle la vuelta a la situación. Por esto mismo Paul Volcker (1978) presidente de la Reserva Federal en la época de Jime Carter tenía muy claro el hecho de la necesidad de “la desintegración controlada de la economía mundial”; objetivo que iba a llevar a cabo los largos años del neoliberalismo tanto en los USA como en Gran Bretaña.

Después de 40 años nos encontramos con la “Gran Victoria” de la burguesía Internacional que ha sido llevada a cabo:

  1. Con la derrota del estalinismo Que ha supuesto la destrucción de todas las conquistas sociales de la revolución, y al mismo tiempo la restauración del capitalismo mediante la conversión de la burocracia en la nueva burguesía
  2. La privatización masiva de la propiedad estatal de dichas sociedades. Lo que supuso una “expropiación colectiva” que recuerda a la acumulación primitiva, y que ha llevado al despido masivo y la proletarización de grandes masas de la población
  3. Por último, la creación de una Fuerza de Trabajo mundializada que viene a engrosar las filas de lo que Marx denominaba el Ejército de Reserva.

Pero en el “centro del sistema” al mismo tiempo se daba un ataque frontal al Movimiento Obrero y a sus aliados. Se ha llevado a cabo una “acumulación por desposesión”. Se ha desviado la producción hacia países trasladando  empresas y chantajeando al movimiento obrero en el centro para rebajar salarios.

Cuarenta años después Europa se transforma en una fortaleza. El Estado de Bienestar quiebra por una política de Austeridad, donde la democracia se encuentra en la UCI. La pobreza ya está dentro de nuestras casas. Y mientras tanto la burguesía Internacional bajo secretismo prepara todavía otra vuelta de tuerka con el TTIP.

Toda una  “contrarrevolución” ha sido llevada a término que podemos sintetizar en: a) la división total del proletariado, con la aparición del precariado y de los trabajadores pobres; b) el debilitamiento sindical al que se ha arrinconado hasta límites insospechados y c) el desmantelamiento de la negociación colectiva mediante lo cual el proletariado se convierte en un miserable que ha de negociar individualmente con el empresario.

Deja un comentario

Noticias económicas

Noticias Conciertos