Error
  • Error de carga de datos de alimentación
  • Error de carga de datos de alimentación
Jueves, 16 Enero 2014 20:38

Editorial XXIII

Escrito por  El editor
Valora este artículo
(3 votos)

En primer lugar felicitar a nuestro insigne colaborador y conciencia cívica Joaquín Tauste García por el reciente galardón por su dominio de la variante dialectal local de la lengua valenciana. Cohetes y castillos de fuegos artificiales deberían celebrar el empeño que gente como él, con todas las dificultades acumuladas a lo largo de su trayectoria vital, se empeña no solo en disfrutar de la vida cultural a su alcance, si no en promover nuevas iniciativas, como esta misma publicación puede probar.

Esto nos recuerda que más allá de polémicas estériles, la cultura continúa seriamente amenazada no solo ya por intereses políticos, económicos o religiosos, sino por la misma ignorancia de la gente, siempre vestida de populismo. Durante toda la historia no faltan los ejemplos de gobernantes que manipularon y obstaculizaron a la cultura desde su asiento de poder. De religiones que mortificaron (y lamentablemente fue literal) a los insignes representantes de los movimientos culturales vanguardistas a lo largo de los siglos. No es difícil entender por qué ricos y poderosos han intentado filtrar aquello que es cultural con un único interés: perpetuarse en el poder y mantener sus privilegios.

Hoy estas amenazas son más vigentes que nunca, con políticos que enarbolan banderas culturales que se aprovechan de la poca ilustración de la población, fortunas que perpetúan ejemplos de banalidades con el fin de evitar el progreso del pueblo y finalmente ultras religiosos, que parafraseando al abominable expresidente del gobierno bigotudo, no se esconden en montañas lejanas ni en desiertos, si no en templos y en asientos de cuero con el crucifijo de la “obra” presidiendo su escritorio. La lucha debe continuar.

Deja un comentario

Noticias económicas

Noticias Conciertos