Error
  • Error de carga de datos de alimentación
  • Error de carga de datos de alimentación
Jueves, 26 Marzo 2015 18:36

Editorial xxxvi

Escrito por  El Editor
Valora este artículo
(0 votos)

Sean bienvenidos a este circo de lo absurdo que la banda, va a empezar, a tocar…” reza el estribillo de una canción de Barricada, y como no podía ser de otra forma en nuestra sociedad, la banda empieza ahora.

Entendamos por banda, y nos da igual si se ofenden, a toda la clase política en general, que tras tres años y varios meses de inactividad, siendo este el mejor de los casos, o fragantes violaciones del estado del bienestar, propiciando su desmantelamiento, empiezan ahora multitud de procesiones, entrevistas, inauguraciones… y hasta promesas electorales, de cara a renovar, como cada cuatro años, la confianza del electorado.

Si existe un circo de la fórmula, no dudamos que para la degenerada clase política que actualmente ocupa los cargos de representación, las elecciones son un circo como el anterior o peor. Con una frecuencia parecida a la de los Juegos Olímpicos (a la sazón, otro circo) las caravanas electorales se ponen en marcha, recordando en sus andares a aquellas caravanas de circos ambulantes que han tendido a desaparecer en el mundo del 2.0, o a convertirse nuevamente en reductos de “freaks”.

Solo pensando que las elecciones son un circo, se puede entender que Esperanza Aguirre sea la cabeza de la limpieza de la corrupción en su partido. Que Mariano Rajoy prometa un millón de empleos para las próximas elecciones, cuando para las anteriores prometió tres. Que Pedro Sánchez, presunto líder de un autodenominado partido socialista, rece para que un partido de derechas como “Ciutadans” sea válido para gobernar en Andalucía, y evitar el adelanto de su debacle en las generales. Solo si piensan que es un circo, Susana Díaz puede presentarse a una reelección cuando nunca fue elegida, obviando el caso de los ERE…y podríamos seguir.

Solo en un circo se explica que en un país asolado por la crisis y la burbuja de la construcción, que no fue solo inmobiliaria, promuevan y ejecuten obra pública con urgencia para inaugurar antes de las elecciones, no vaya a ser que lo inaugure después otro y nos roben la foto, cuando durante tres años, estando los mismos problemas presentes, no se ha movido un dedo.

El circo va a empezar su función, la banda está preparada, y si repiten su función, ya no serán ellos los responsables, lo será la ciudadanía. Te pueden engañar una vez, pero si te engañan una segunda, la culpa es tuya. Y ya que iniciamos este editorial citando a un grupo de Rock, citaremos a otro para finalizar:

The show must go on…”

Visto 1480 veces

Deja un comentario

Noticias económicas

Noticias Conciertos