Error
  • Error de carga de datos de alimentación
  • Error de carga de datos de alimentación
  • Error de carga de datos de alimentación
Sábado, 23 Enero 2016 16:20

Editorial

Escrito por  El editor
Valora este artículo
(0 votos)

Vivimos un nuevo curso político, tras unas elecciones disputadas con un resultado a´n convulso, y ya nos enfrentamos a la primera manipulación de cara a los próximos comicios (que seguro algunos auguran próximos). Y como no, el blanco es PODEMOS.

Que con todo lo acontecido en el primer día de legislatura, con la presidencia del congreso en manos del ex Lehendakari Patxi López gracias al pacto (aunque no usen dicho vocablo) entre PP, PSOE y CIUDADANOS, con las vicepresidencias del mismo Congreso de Celia Villalobos, después de la desvergüenza de la pillada con su IPAD, o que la mayoría de los nuevos diputados sean eso, o sea nuevos en sus escaños, la noticia más comentada por los medios de comunicación masiva son la presencia en el pleno del bebé lactante de la número tres de Podemos y las vestimentas y apariencias callejeras de muchos de los diputados de la citada formación, es dejar el nivel de la crítica política por los suelos, a nivel de un reality show cualquiera.

No se trata de una nueva cantinela, desde que los otrora tertulianos se decidieron a dar el paso y ejercer una política todavía más activa, han sido el centro de la diana, a donde apuntan todos los dardos de la prensa industrial. Una prensa industrial porque responde no a principios periodísticos, sino a criterios económicos. Aunque se afanen en remarcar una supuesta “libertad de prensa”, lo cierto es que todos y cada uno de los medios mayoritarios de comunicación son esclavos bien de un conglomerado de intereses económicos, financieros e industriales, bien de determinado partido con cotas de poder territorial. No existe dicha libertad de prensa, y todas y cada una de la snoticias que se remarcan, no son con ánimo de informar de lo que sucede, si no con la idea fija de aleccionar, emitir un juicio e influir en la opinión pública. Una opinión pública que privada por esta situación de sus ojos y sus oídos, solo puede esperar que el poco raciocinio que todavía persiste pese a las reformas educativas de uno u otro color se imponga sobre la general insidia, absurdo o ridículo, llevando a buen término la reflexión sobre la cosa pública.

Pero seamos realistas, no solo sucede con PODEMOS. La prensa es esclava del capital, y como tal, un arma más del sistema a utilizar. Lejos quedan los tiempos del cuarto poder. en la actualidad, solo son esclavos de lo que fueron. ¿podrían volver a ser independientes? Quizás en las nuevas tecnologías esté la solución, por qué no en la prensa tradicional.

Deja un comentario

Noticias España

Noticias económicas

Noticias Conciertos