Error
  • Error de carga de datos de alimentación
  • Error de carga de datos de alimentación
Miércoles, 23 Noviembre 2016 17:34

Falta cultura democrática.

Escrito por  El editor
Valora este artículo
(0 votos)

La falta de cultura democrática se muestra fragante en la política española en los últimos tiempos. Los mal llamados políticos, que en verdad solo son personas a un sillón pegado, olvidan que una parte vital del debate es la confrontación. Sin confrontación, sin disparidad de criterios y sin discusión, no existe el debate y por lo tanto, no existe la política.

Vivimos un tiempo en que el mal llamado talante se convierte en una impostura obligada, donde se acusa de radical el que plantea posturas diferentes a las establecidas por los poderes fácticos del estado, que a estas alturas del capitalismo, se reducen a poderes financieros. Los partidos dependen de su financiación, las empresas dependen de la financiación, el estado depende de la financiación y la prensa (ese mal llamado cuarto poder) depende de la financiación. Bajo este mundo, la voz dispar es inexistente.

Solo en este escenario un partido que, sí, ha sido el más votado en unas elecciones, puede pretender obligar al resto de partidos a no debatir una propuesta diferente. Acostumbrados a las mayorías absolutas los partidos tradicionales mueren como pez fuera del agua si deben bajar al fango de la política. Es ahí donde naufraga el régimen democrático español, en llamar bloqueo a las alternativas, en llamar radical al que propone cosas distintas, y en rendir los votos dispares al gestor incapaz. Aunque le hayan votado más, no le han votado suficientes.

En un parlamento donde solo se discute de sillones, hablar de programa te convierte en anti parlamento. Igual es que no necesitamos uno bajo esas condiciones.

Más en esta categoría: « Editorial Editorial »

Deja un comentario

Noticias económicas

Noticias Conciertos