Error
  • Error de carga de datos de alimentación
  • Error de carga de datos de alimentación
Martes, 28 Julio 2015 17:03

La lanza del destino.

Escrito por  VJMonC
Valora este artículo
(0 votos)

Que los nazis dieron mucha vida a las películas de Indiana Jones no lo puede negar nadie. Esos malos malísimos (que lo eran) buscando objetos míticos para apoderarse de una sabiduría y poder milenarios no forman parte solo de un guión de Hollywood. La realidad, como suele decirse, supera la ficción.

Muchas son las reliquias cristianas que se conocen como “lanza del Destino”, “lanza de Longino” o “lanza de Cristo”. Como es habitual en el cristianismo, parece que inventaron la clonación con sus reliquias, muchas de ellas falseadas para asentar gobiernos o justificar conquistas y baños de sangre durante la edad media. Por ello podemos encontrar ejemplos de estas lanzas en el Vaticano, en Armenia o en Viena.

Esta última es la más cinematográfica de todas, siguiendo las aventuras del famoso saqueador de tumbas más que arqueólogo, daría para una nueva película del aventurero mucho mejor que las calaveras de Cristal. Según parece, el propio Hitler, que tenía a su organización Ahnenerbe realizando expediciones por todo el mundo buscando objetos como el Grial, el Arca de la Alianza o el Martillo de Thor, requisó del tesoro de los Habsburgo esta lanza mítica, localizada en Viena, como objeto de poder. Construyó una cámara blindada en Núremberg para mantenerla a salvo, y ante el avance aliado, envió a un emisario a sacar la lanza de la cámara acorazada para mantenerla a salvo. Lamentablemente, el soldado se equivocó de objeto, y la lanza pasó a manos del general Patton.

¿Y por qué tanta obsesión con dicho objeto? Según la leyenda, el soldado romano Casio Longino lanceó el cuerpo crucificado de Cristo para asegurarse de su muerte, en un episodio fuera de lo común en presos crucificados. Al impregnarse el objeto con la sangre de Cristo, obtuvo poderes divinos, asegurando la victoria al ejército que la mantuviera en su poder y asegurando la derrota en caso de perder su posesión. Curioso es que el mismo día que la lanza le fue entregada a Patton, Hitler se suicidara en su bunker. ¿Casualidad?

Poco importa que por su forma, materiales y datación la lanza sea del siglo VIII d. C, lo cierto es que se encuentra expuesta en el Schatzkammer (Tesoro Imperial), que es una de las colecciones del Palacio Imperial de Hofburg, considerada como parte del Museo de Historia del Arte de Viena.

Modificado por última vez en Jueves, 30 Julio 2015 15:39

Deja un comentario

Noticias económicas

Noticias Conciertos