Error
  • Error de carga de datos de alimentación
  • Error de carga de datos de alimentación
Viernes, 14 Junio 2013 16:39

Pan y circo.

Escrito por  VJMonC
Valora este artículo
(1 Voto)

logo des de la volta

¿Alguien recuerda los primeros años de gobierno del PP en Betxí con Manuel Blasco de alcalde? Está bien tener memoria, y si no para eso están los archivos personales y las hemerotecas. El pueblo, en su sabiduría, estaba contento porque tenían unas fiestas de nivel, con muchos toros y habían vuelto las actuaciones musicales de nivel. Los viejos se llenaban el buche en comidas y el dinero corría en festejos, ferias y otras celebraciones. Pan y circo.

El concepto pan y circo es antiguo. Lo acuñaron los políticos romanos para demostrarse a sí mismos que controlaban a la plebe. Y funcionaba oigan. Con el estómago lleno y la mente distraída, la gente está contenta y alaba a sus gobernantes. El futbol, por ejemplo, sirve de maravillosa distracción por lo poco que induce a la reflexión.

Ahora realicen ustedes, hipotéticos lectores/vecinos, el siguiente ejercicio mental. Cambien toros por orquestas. Comidas para jubilados por autobuses para jóvenes. Son dos cambios sencillos. Cambien ahora el nombre que firma las nóminas en el ayuntamiento, ¿y que tenemos? Las mismas alabanzas y felicitaciones. Pan y circo, una vez más.

Porque de cimientos, de trabajo real, tenemos muy poco. Habría mucho debate, pero el pueblo continúa con las mismas deficiencias que históricamente arrastra con gobiernos del PSOE, del PP o del BLOC. Da igual quien gobierne, aquí no cambia nada.

¿Qué habría que cambiar? Es opinable. Quizás en lugar de aprovechar a desempleados por medio de una subvención para barrer las calles, habría que reubicar plazas de trabajadores de la administración pública como barrenderos, con todas sus obligaciones y derechos laborales. Quizás esa reubicación debería ser más profunda y llegar a más de los casi 60 trabajadores municipales. Quizás deberíamos olvidarnos de nuevas infraestructuras físicas y concentrarnos en organizar y aprovechar las que tenemos. Actuaciones en contra de las adicciones que atañen a nuestra población (¿alcohol y cocaína os parece bien?) en lugar de montar autobuses “con altos valores culturales” al Mesón del vino de Castellón o a San Fermín. No hablemos ya de promesas que se sabían imposibles. Humo vendido y que la gente aspiró como respira el humo de un coche cualquier viandante, hábilmente camuflado con el aire. ¿Qué medidas podrían ser necesarias?

 La lista podría ser interminable: reparar daños urbanísticos y racionalizar el urbanismo local; ayudar a formar a los jóvenes; fomentar el arraigo de vecinos oriundos de otros lugares; premiar a los mejores expedientes académicos; expropiar los pisos ilegales en terreno público (expropiar, no comprar); coordinar a los colectivos relacionados con las fiestas de una vez por todas; promover desde el “servei de esports” y del ayuntamiento actividades deportivas (si no, ¿para qué sirve un “servei d’esports municipal”?); mejorar los accesos al casco urbano; facilitar guarderías municipales a precios reducidos; ayudar a los vecinos necesitados; evitar concentrar las celebraciones molestas en determinados barrios; dejar de ganar tiempo con la deuda municipal y amortizarla realmente (el día que toque pagar hablaremos de remanente de tesorería); realizar gastos según necesidades racionales y no por valores “afectivos” en tiempos de crisis…

Todo esto es solo una muestra de lo que debería hacerse. La lista sería mucho más amplia y cada medida necesitaría de una entrada en esta columna tan solo para explicarse. Y por supuesto, todo sería opinable y también necesario.

Pero la gente está contenta, ¿Qué más da? Tenemos bailes y cenas, tenemos ferias y fiestas… en definitiva: tenemos pan y circo.  Que simpáticos son todos además, ¿a que sí? Es bueno tener memoria.

Deja un comentario

Noticias económicas

Noticias Conciertos