Error
  • Error de carga de datos de alimentación
  • Error de carga de datos de alimentación
Miércoles, 05 Octubre 2016 11:35

Modelos ejemplares.

Escrito por  VJMonC
Valora este artículo
(0 votos)

logo des de la volta

Leímos en una columna sobre las interesantes vacaciones del primer regidor local. Asistimos impávidos a cómo reivindica el que los niños jueguen en la calle una vez presenciado el modelo urbanístico desarrollado en centro Europa.

No es que yo haya estado mucho tiempo por allí (solo un par de veces) pero dudo mucho que los niños alemanes, franceses, norteamericanos o de cualquier otro lugar jueguen en las calles. Eso es una rémora de cuando nuestra sociedad no era avanzada, como puedan serlo las favelas en Brasil o los poblados de Barranquilla. Los niños, en el mundo desarrollado, juegan en los parques y jardines. Para eso están.

No discutiremos que quizás esos lugares que visitó el alcalde también cuentan con una red de transporte público, unas costumbres sociales y una mentalidad que les hace rechazar de plano la adquisición de un coche. Teniendo en cuenta el parking automovilístico de Betxí, creemos que hacer peatonales muchas calles no aporta nada, y si provoca nuevos problemas. Tener la mente anclada en el pasado, sin evolucionar a las arquitecturas modernas, solo demuestra un conservadurismo extremo.

Quizás el problema es de mentalidad. Sabido es que la ubicación del mayor parque de nuestro municipio en donde se encuentra fue muy criticado, a la oligarquía local y sus acólitos, todos los que se consideran guardianes de la tradición y lo que es el pueblo, les parecían muy alejado del pueblo (o de lo que ellos consideran pueblo). O quizás, simplemente, su pensamiento arcaico les impida ver una zona verde como lugar de juegos. Prefieren el adoquín o el asfalto. Por eso instalan las zonas de juego en las afueras del casco urbano, donde no molestan.

Lo cierto es que parques y jardines en nuestra localidad están generalmente abandonados y que todas las actividades que podrían emplearse para enriquecer y habituarnos a su uso, se destinan, por cuestiones ideológicas, al centro del casco antiguo. Los parques no reciben visitas bajo ningún tipo, salvo algún paseante ocasional. De hecho, como dictamina la columna del alcalde, ¿a qué santo van a jugar los niños en los parques? Mucho mejor que lo hagan en la calle. Ni se plantea el uso de parques y jardines que, como ya hemos dicho, están abandonados.

Dudo mucho que dichos países inspiradores traten igual sus zonas verdes: abandonadas, cuando no sucias, e infrautilizadas. Dudo mucho, que en esos países que tanto le inspiran, los niños jueguen en la calle.

Tampoco creemos que en dichos países se limite el tráfico por cuestiones de este tipo. Quizás medidas ecológicas, reforzadas con una buena red de transporte público, inexistente por aquí, sea más determinante.

Recuerdos de infancia. ¿Quizás todo tiempo pasado fue mejor? Es un problema ideológico de concepto, no un modelo del cual estar orgulloso ni al que aspirar.

Deja un comentario

Noticias económicas

Noticias Conciertos