Error
  • Error de carga de datos de alimentación
  • Error de carga de datos de alimentación
Miércoles, 23 Noviembre 2016 17:25

Participación.

Escrito por  VJMonC
Valora este artículo
(0 votos)

¿En qué consisten unas fiestas participativas? Hace seis años aproximadamente, todos los partidos políticos llevaban en su programa electoral local la creación de una junta de fiestas, o un organismo similar. A estas alturas, pocas o ninguna decisión alumbran que estemos más cerca de su configuración.

Si reducimos la participación ciudadana en algo tan tribal como los festejos a su asistencia, evidentemente en un pueblo pequeño como este, la participación es altísima. Suele convocarse un acto a cada hora, sin solaparse en la mayoría de los casos, así que o te aíslas en tu local (si lo tienes) o te quedas en casa, o bien vas a lo que te den. Es, a mi entender, no es participación.

La organización de las fiestas queda así en el capricho personal, el gusto del dirigente de turno y el de sus acólitos. Las cuadrillas voluntarias, muy elogiosas, realizan una labor mientras les es propicio el festejo, y en caso de que ello cambie, abandonan su labor, que no es repuesta por nuevos voluntarios. Podemos citar como ejemplo el montaje del toril municipal, abandonado por elevado coste, todavía incrementado más por la operación de soldarlo que se realizó con el cambio de administración.

Mucho se quejaban de los manejos festivos de la administración del partido popular, pues se acusaba, no sin falta de razón, de organizar unas fiestas según el gusto del concejal de turno. La situación actual no ha cambiado, y lejos de un consenso o una participación activa de la ciudadanía, los festejos se organizan según los intereses del partido de turno y su ideología, encima amparada por el apoyo de una oligarquía local que no pretende alterar en lo más mínimo la tradición, tan provechosa para sus intereses. Lo cierto es que amparados en los resultados electorales, que para ello consiguieron la mayoría más que absoluta, pervierten el significado de fiestas participativas y solo satisfacen sus gustos. Solo cabe buscar las actuaciones musicales y teatrales de los últimos años, cuyas facturas quizás indiquen algo más allá de lo reconocible o asumible.

También de escarnio es que en el último ejercicio no se hayan desarrollado unas Fiestas Alternativas, como se venía haciendo y se realizan en otros pueblos. Conociendo que es un problema organizativo interno del colectivo, también es cierto que la situación me recuerda a varias conversaciones tenidas en cuenta durante mi participación en la anterior campaña electoral (no la pasada). Conversando con un miembro de la organización, pregunté si se podía incluir en un programa municipal las actividades de las FA, y la respuesta fue que no, que por eso eran alternativas a la municipalidad y la tradición. Yo contesté que me parecía bien, pero que esperaba que con un cambio de gobierno a favor de nuestro actual alcalde, esa situación no cambiará. Desconfiaba de algunos miembros del colectivo, muy alternativos ellos pero con un marcado sesgo político. Lo cierto es que mi interlocutor abandonó la organización de las Fiestas Alternativas antes de ver cómo la programación de las mismas aparecía en un programa de fiestas organizada por la administración de Remolar, perdiendo totalmente en mi opinión el carácter alternativo.

Lo único verdadero es que en un pueblo tradicional y conservador como es Betxí, solo son las fiestas lo que puede generar opinión crítica masiva, y son utilizadas como arma masiva. Ese es el principal argumento para evitar la creación de un organismo independiente de los políticos para sugerir o consultarles los actos festivos a realizar en un pueblo. Ningún partido de los actuales parece estar a favor de perder el control de la maravillosa ventana de opinión que generan las fiestas. Nadie duda de que un organismo central de fiestas se politizaría. Hasta ahí llega su espíritu democrático y su confianza en la ciudadanía.

Y lo más triste es que la única forma de hacer política en un pueblo, sean las fiestas.

Deja un comentario

Noticias económicas

Noticias Conciertos