Error
  • Error de carga de datos de alimentación
  • Error de carga de datos de alimentación
Jueves, 19 Enero 2017 18:01

La casualidad.

Escrito por  VJMonC
Valora este artículo
(0 votos)

Lejana queda la legislatura donde, con toda la razón del mundo, a cierto concejal se le criticaba su política de contratación de festejos taurinos, acusándolo de corrupto, amiguismo, y de alterar ciertos precios en algunas compras para beneficiar otras. Pasadas las campañas electorales, y con el cambio de régimen, todo queda olvidado y la magnanimidad local, que tanto bien produce al crecimiento del civismo y de las estructuras sociales, provoca el olvido y el perdón. Nada del pasado se investiga, nada se comenta en la ley del silencio del todos somos vecinos.

Somos incapaces de determinar si las denuncias anteriores fueron ciertas, o si existió alguna irregularidad. Solo observamos una realidad ya pasada, y realizamos nuestras críticas desde la moralidad. En la tarea de aquel ciudadano que dedique su tiempo a la política y sobretodo que quiera dedicarlo a la gobernanza, queda el mostrar interés y fiscalizar las conductas de los ediles.

No obstante, nos resulta curioso que, dado el precedente anterior, en la actualidad, con el nuevo régimen perfectamente instalado y legitimado por abrumadora mayoría, se produzcan comportamientos similares o parecidos al inicialmente descrito. Si miramos con lupa las contrataciones musicales de los últimos años, nos encontramos muy buenos precios en los festejos principales. No tan solo en las contrataciones oficiales, si no en las realizadas por colectivos, asociaciones o particulares, pero enmarcadas en la programación oficial. Un gran beneficio para el pueblo.

Y hete aquí que la empresa contratada, que siempre resulta ser la misma, encuentra negocio en estas actuaciones. No entraremos a discutir la calidad de las mismas, ni siquiera el precio de mercado de dichas actuaciones, pues desconocemos los márgenes de las mismas. Sí nos resulta curioso que el concurso público de contratación, si lo hay, pues es dinero de todos, siempre lo gane la misma empresa.

También nos resulta curioso que el consistorio, con dinero de todos, organice actos en temporada baja, o en fechas determinadas (de alto sobrecoste) siempre con esta misma empresa, y muy casualmente implicando a los mismos actores de la semana de fiestas. Nos resulta curiosos pues, a parte que en la variedad está el gusto, dos actuaciones iguales en un pueblo de cinco mil habitantes en un breve periodo de tiempo no puede responder a una ingente demanda social, sin entrar en la calidad de las mismas.

Porque si hay algo oscuro o borroso, nos parece inmoral. Si hay una mala gestión, nos parece éticamente reprobable. Y si solo responde al gusto personal de determinados individuos, por más legitimados que estén por las urnas, nos sigue pareciendo inmoral y éticamente reprobable. Y como mínimo, nos resultan curiosas estas coincidencias.

¿Casualidad?

Deja un comentario

Noticias económicas

Noticias Conciertos