Error
  • Error de carga de datos de alimentación
  • Error de carga de datos de alimentación
Jueves, 17 Octubre 2013 22:20

La última tomadura de pelo: Mérida.

Escrito por  Quijote
Valora este artículo
(6 votos)

En primer lugar pedir disculpas a todos los lectores de esta sección por mi retraso en las publicaciones. No había escrito porque hasta la fecha no vi algo digno de mención para nombrar o escribir sobre ello. Para mí no tiene sentido hablar de toros por hablar. No escribo en esta sección para hablar de ganaderías, matadores de toros, la capa de los toros y demás...porque doy por hecho que ustedes ya lo saben igual que yo. Esta sección está dedicada y enfocada al mamoneo que no se ve de afuera, a la gente que le gusta la fiesta íntegramente y a los toreros de época. 

Como digo no escribí porque más o menos las aguas iban por su cauce, que aún yendo por su cauce siempre el aficionado está sometido ya bien en un abono o en una retransmisión de televisión española a tener que lidiar y tragar con tardes teatreras y de embustes. Esto último es lo que me empujó a redactar este número. Pasemos a redactar los tristes hechos ocurridos en MÉRIDA y a explicarlos. Si alguien aún no se ha "coscao" estoy hablando de la tarde de Talavante en Mérida y el papel de Televisión Española.

El primer hecho es la caída del cartel de Morante, el cual estaba anunciado en un mano a mano con Talavante, el cual supongo que piensa que está en su tierra, en la plaza de MÉRIDA. No Badajoz o Cáceres: MÉRIDA. Un coso imponente (de tan solo 11.000 espectadores y de 2ª o 3ª categoría, ahora no recuerdo bien…) donde además los toros lucen un trapío íntegro y digno que haría saborearlo con el paladar a cualquier aficionado que se honre de serlo (no digo más, las corridas destinadas para Pamplona y Bilbao que se quedan en el campo son destinadas allí... estoy de coña claro). Y es aquí donde Televisión Española quiso después de muchos años reaparecer, en dicho acontecimiento de tal magnitud, después de varios años sin poder retrasmitir corridas de toros... vamos, que quiso sumarse a la verbena o disco-móvil como quieran llamarlo.

Gente venida de muchos lugares, muchos de allí mismo y otros que no quisieron perderse la reaparición de Televisión Española, algunos de ellos escogidos a dedo... demasiado folklore. Todo estaba preparado y bajo guión y a poco que los becerros salieran embistiendo aquello iba a convertirse en la verbena del año. A los toros no se va de fiestas, se va a ver toreo o parte de él. Para eso ya tenemos el casco viejo de Iruña, las casetas de la feria de abril y demás. Bien, como digo seis becerros de ZALDUENDO, no culpo al ganadero, es la moda: plazas medio importantes + figuras en los carteles = a becerrada. Esa es la ecuación exacta. Talavante a lo suyo, en su línea, pero sin material digno para quedarse a verlo o darle importancia. Eso sí, rodeado de sus paisanos, peñas y amigos de nobles artes. No digo que estuviera mal, digo que no tuvo importancia. Porque métanselo en la cabeza, cuando un torero que va a Madrid, Pamplona, Bilbao (añadiría Valencia pero visto lo visto me callaré), Sevilla (de vez en cuando)... visita una plaza como Mérida, Castellón, Córdoba… es lo mismo que si fueran a una finca y mataran los toros a puerta cerrada. Reses con poco trapío, todo bien escogidito y con las charangas en los tendidos es poco más que una especie de entrene donde los ven mucha gente.

Por eso me dio pena y vergüenza que la reaparición de Televisión Española en vez de ofrecernos una corrida de toros íntegra, con importancia y de verdad (que es lo que hace afición) nos retrasmitiera el entrene de un torero puntero. Hasta ahí todo normal y como acostumbra a la gente y hacen tragar al aficionado. Hasta ahí todo eran petardos y diversión pero estaba por llegar el "masclet" (cohete más potente de sonido y que a veces se tira para finalizar una traca). El indulto del 4º o 5º toro de la tarde, no recuerdo pero ¿qué más da? El toro de capote sale suelto sin recelo. Recibe una vara de la cual si es verdad que se durmió por unos segundos contra el peto y empujó de vez en cuando, pero que en ningún caso tomo dos o tres varas y ninguna de ellas fue a su distancia. Hubo un derribo por parte del toro al meter y empujar con codicia y acometividad al caballo. Cambio de tercio, un toro bueno, pero un toro más.

Lo que pasa es que cuando te está pasando un becerro-novillo por el fajín y eres figura es más fácil hacer las cosas a medio que embista el animalito, creo que habría una docena de muletazos de trazo largo en los cuales el animalito embistió muy bien... pero los 40 restantes fueron medio muletazos y el toro embistió medio muletazo y, por si faltara poco, un cantaor se puso a cantar flamenco mientras toreaba Talavante (tendría que ser muy amigo de él porque para relacionar el toreo de Talavante y el flamenco... yo no lo veo, pero vamos). A continuación, Talavante siguió con la letra de la canción para terminarla él mientras toreaba (esta es la prueba final de que aquello fue un entrene pero con ventas de entrada). Supongo que a RAFAELILLO en Pamplona con los MIURA no le saldrá ninguna canción, por no decir que a lo mejor el hombre no tendrá ni saliva en la boca.

Pero lo importante era indultarlo, ¿por qué? Porque estaba Televisión Española y reaparecía y ¿qué más bonito que retrasmitir una corrida donde llueven los trofeos y se indulta a un novillo? Para el público en general puede que fuera vistoso pero para el aficionado creo que una vergüenza. No sé el ganadero que hará con el animalito pero podría sacar un buen provecho vendiéndolo a algún ganado del levante para formar un buen "corro" de vacas. Vamos a la reflexión final dejando a Talavante con sus entrenes y al ganadero de Zalduendo con sus novillos.

¿No le da pena a Televisión Española retrasmitir un acontecimiento así en su reaparición? ¿Creen ustedes, sí ustedes, los de Tendido Cero, creen de verdad que así se hace afición? ¿Es que acaso creen que la gran mayoría de espectadores saben de toros igual que hace 50 años? Y creo que no, hoy en día la gente entiende más de toros, del porqué de las cosas, de lo que es un entrene y una corrida de verdad. Luego en el programa hablaremos de injusticias en el toreo, de si hay gente que no están injustamente donde deberían estar. Que si en el toreo es muy difícil abrirse paso. Que ser figura del toreo es un milagro... Si son ustedes mismos quienes están promocionando estos festejos de mariconeo. ¿Por qué no retrasmiten alguna de Adolfo Martín en una plaza de categoría para su reaparición? ¿Por qué no decidieron retrasmitir a gente tan digna como FANDIÑO, JOSELITO ADAME, URDIALES, JUAN DEL ALAMO… hombres honrados que se juegan el pellejo de verdad? Mal vamos y mal camino se ha cogido. Esto es pan para hoy y hambre para mañana señores. ¿Que las grande ferias son de las cadenas privadas? De acuerdo, siempre les quedará cenicientos, Ceret y el sur de Francia. Así que no hay escusas.

Creo que los toros se deben retrasmitir para el aficionado no para el público. Para eso ya estará el aficionado y educará taurinamente al espectador nobel y entonces, con el tiempo, logrará formar parte de esa gran familia taurina que se llama aficionado y que como pasó con los galos, se niegan a rendirse al invasor y llaman a las cosas por su nombre. Ser aficionado a los toros no quiere decir entendido del toreo. Por favor, dejen de retrasmitir verbenas y retrasmitan corridas de toros y den a ver la verdad y la grandeza del toreo y del hombre que se viste de luces para matar una corrida de verdad: una corrida de toros. Porque eso es lo que anuncian en los periódicos en la sección de programación: corrida de toros.

Deja un comentario

Noticias económicas

Noticias Conciertos