Error
  • Error de carga de datos de alimentación
  • Error de carga de datos de alimentación
Jueves, 19 Diciembre 2013 19:49

Jerónimo de Mur (1525, Betxí - 10 febrero 1602, Valencia)

Escrito por  José Fco. Blasco Cobeño
Valora este artículo
(7 votos)


Las Cortes Valencianas en 1564 prohibieron el uso de la lengua árabe hablada y escrita y ordenaba el aprendizaje del valenciano en las escuelas. Felipe II hizo lo mismo en virtud de un decreto de 1567 para los territorios de Castilla. La Inquisición se lanzó a la búsqueda y captura de toda huella árabe hablada y escrita, en este contexto, defender el uso del árabe equivalía a defender la religión musulmana. Para ello la Inquisición necesitó de intérpretes y traductores de árabe, destacando Jerónimo de Mur en el Reino de Valencia y Alonso del Castillo en Granada, en estos dos territorios moriscos el uso del árabe se mantuvo generalizado hasta su expulsión en 1609. De Mur fue intérprete para la Inquisición de 1572 a 1602. Algunos autores, tras analizar las traducciones de Mur, consideran que tenía buenos conocimientos del árabe dialectal pero no estaba familiarizado con el árabe literario ni con la cultura musulmana.

Este personaje ilustre olvidado de Betxí puede ser debido a varios motivos: uno que los Libros Parroquiales o “Quinque Libri” de Betxí, comienzan a redactarse en 1573 y Jerónimo de Mur nació en 1525 por lo que no hay constancia de su nacimiento en Betxí, y el otro motivo tal vez fuese que viviese poco tiempo en la población. Es muy posible que Jerónimo de Mur descendiese de Beatríz de Mur, que en 1441 se casó con Sancho Ruíz de Liori, señor de Betxí y de Juan de Mur (1573-1576) y de Joachim de Mur (1611) que fueron gobernadores de los Cardona en Betxí.
En el Diccionario histórico de la Compañía de Jesús, nos dice que nació en Betxí, pueblo mixto de cristianos viejos y moriscos y que era vecino de Gandía, de donde algunos documentos coetáneos lo consideran natural. Había cursado retórica y artes, era versado en latín, griego y hebreo, pero sobre todo en árabe, que leía y escribía. Admitido el 23 de diciembre de 1552 en la Compañía de Jesús, es destinado en 1557 a la Universidad de Gandía como profesor de latín, también enseñaba árabe a algunos escolares jesuitas para prepararlos al ministerio con los moriscos. Había compuesto una gramática árabe y tenía la versión manuscrita árabe de los evangelios de Mateo y Juan.
En 1561 fue enviado con el grupo fundador al colegio de Palma de Mallorca. Pedido ese mismo año por Cristóbal Rodríguez al Padre General Diego Laínez para la misión de Egipto, y por Jerónimo Domenech para enseñar árabe en Sicilia con vistas a la misión norteafricana, fue llamado a Roma por Laínez en noviembre de 1562 para inaugurar la cátedra de árabe, que instituyó Pio IV en el Colegio Romano. Llegado a Italia hacia principios de 1563 fue enviado a Nápoles para practicar el árabe con los esclavos de lengua árabe. En Roma no llegó a regentar la cátedra, debido sin duda, a no conocer bien la lengua literaria (no sabía leer sin puntos), pero quedó en el Colegio Romano para perfeccionarla bajo la dirección de Giovanni Battista Eliano, que se encargó de la cátedra, y estudiar al mismo tiempo, la teología, la cultura árabe cristiana, el Corán y otros libros islámicos, para lo que obtuvo licencia especial de la inquisición romana.
En 1565, el arzobispo de Valencia Martín Pérez de Ayala, concorde con su política arabista para el apostolado morisco, pidió al vicario general de la Compañía de Jesús, Francisco de Borja, el envío de Jerónimo de Mur para encargarle la cátedra de árabe en la Universidad de Gandía. Hizo la petición por medio del duque Carlos de Borja, que compartía las ideas del arzobispo. Pero la muerte de este el 8 de agosto 1566 impidió realizar el proyecto. Vuelto a España a fines de 1565, Jerónimo de Mur quedó destinado en Valencia, donde ejerció el apostolado en el colegio y luego en 1579 en la casa profesa, menos cinco años (1567-1572) pasados en Orán.
Escogido por su conocimiento del árabe por el nuevo Capitán General de Orán, Pedro Luis Galcerán de Borja, Jerónimo de Mur predica y oía las confesiones de los cristianos; enseñaba árabe a los hijos de los principales jefes militares para que sirvieran de intérpretes en vez de los judíos, y explicó en términos árabe cristianos orientales las verdades cristianas a los árabes musulmanes, a algunos de los cuales, que lo pidieron de propia voluntad, preparó para el bautismo, así como a un judío.
Vuelto a Valencia en 1572, colaboró con la Inquisición y, al menos desde 1575, como calificador e intérprete del árabe. En su labor carcelaria, se ocupó en especial de los moriscos. Participó en las misiones dirigidas a esta minoría en 1578-1579 y 1599-1600. Apoyado por Jerónimo Domenech prepósito de la casa profesa, insistió al General Padre Claudio Aguaviva, sobre la necesidad de aprendizaje del árabe, por parte de jesuitas y de otros, así como del uso de los términos teológicos arabo cristianos, para la catequización de los moriscos, como había hecho en Orán con los musulmanes. Formó en la casa profesa, una biblioteca con los libros cristianos-árabes traídos por Eliano de Oriente a Roma y de aquí a Valencia. Jerónimo de Mur dejó casi terminado un vocabulario de árabe.
Además del apostolado con los moriscos, Jerónimo de Mur se dedicó a las confesiones. Su entierro constituyó una manifestación de la alta estima que se le tenía por sus virtudes. Asistió entre otros, el virrey Juan Alonso Pimentel de Herrera conde de Benavente, pese a encontrarse enfermo. El cadáver tuvo que ser defendido de los que tocaban rosarios y medallas, y se llevaban las flores con que estaba cubierto. En el estado actual de la investigación no hay razones para pensar que Jerónimo de Mur fuera de origen morisco. Su correspondencia con Borja desde Orán, ofrece datos de sumo interés para el estudio de la situación religiosa de la plaza y el método seguido por Jerónimo de Mur con los musulmanes.

 

 

 

O´NEILL, Charles E.- DOMINGUEZ, Joaquin María. Diccionario histórico de la Compañía de Jesús. Volumen III. Infante de Santiago-Piatkiewicz. Universidad de Comillas (2001), pags 2769-2770.

Modificado por última vez en Miércoles, 19 Febrero 2014 20:05

Deja un comentario

Noticias económicas

Noticias Conciertos