Error
  • Error de carga de datos de alimentación
  • Error de carga de datos de alimentación
Miércoles, 05 Octubre 2016 12:29

LA VILLAE ROMANA DE LA TORRASSA (Betxí-Vila-real) (2)

Escrito por  José Francisco Blasco Cobeño
Valora este artículo
(0 votos)

  La Vía Augusta por su paso por el término de Betxí

Las calzadas posiblemente fueran la transformación más importante en el sistema de comunicaciones romanas. Sin una red de caminos estables, seguros y sólidos, no se podía haber posibilitado la romanización. Una de las características de la romanización fue la capacidad de desplazamiento con la mayor brevedad, de personas y mercancías. Las primeras calzadas fueron construidas por los soldados y su finalidad fue bélica, pero una vez conquistado el territorio las vías pasaron a ser una necesidad civil. Conservamos numerosos vestigios y restos de calzada que nos ayudan a identificar las vías. Por ejemplo los pueblos que se denominan Llosa, indica que su municipio era atravesado por una calzada. Los denominados Albalat, que en árabe significa camino empedrado, quiere decir que cuando llegaron los musulmanes, en este municipio existía un camino empedrado. Pueblos como Llosa de Ranes o Losa del Obispo, tenían calzadas en su municipio. La vía principal romana de nuestra Comunidad fue la Vía Augusta.

La Vía Augusta también llamada Vía Hercúlea, Vía Heráclea o bien Camino de Aníbal, fue la calzada romana más larga de Hispania con una longitud aproximada de 1.500 km que, discurría desde La Junquera hasta Cádiz, bordeando el Mediterráneo. Para saber por donde pasaba la Vía Augusta por nuestras tierras, debemos conocer la localización de las mansiones o casas de postas que flanqueaban dicha calzada y que estaban a una distancia variable, pero que no excedían los 40 km; entre ellas se encontraban las mutaciones (separadas entre si unas 7-12 millas, entre 10 y 17 km), destinadas al cambio de caballos, a pernoctar y a comer.

historia 50

Copia de miliario en el camino viejo de Nules.

Estas mansiones están documentadas en el Itinerario de Antonino (del siglo III d. C.), en el que aparecen un catálogo de mansiones con indicación de las distancias entre ellas y los Vasos Apolinares o de Vicarello (tres vasos votivos del siglo I d. C.), sin posibilidad de alteración por parte de copistas medievales, no como puede ocurrir con el Itinerario de Antonino. En el Itinerario de Antonino se describe la siguiente tabla miliaria con las respectivas mansiones o postas: Dertosa - Intibilis: XXVII millas (casi 40 km); Intibilis - Ildum: XXIV millas (casi 35´5 km); Ildum - Sebelaci: XXIV millas (casi 35´5 km) y Sebelaci - Saguntum: XXIImillas (casi 32´6 km).

De estas mansiones, hay dos de localización problemática: Sepelaco Copia de miliario en el camino o Sebelaci y Ad Noulas. La primera es mencionada por el Itinerario viejo de Nules. de Antonino, mientras que Ad Noulas aparece en los Vasos de Vicarello. Ninguna de las dos ha sido identificada con seguridad.

Hay varias teorías para saber por donde iba la Vía Augusta, para unos transcurría a lo largo de la línea costera como Escolano, que al calcular las distancias ponía Sebelaci en Borriana, Ildum en Miravet e Intibilis en Vinaroz. Los que defendían el trazado interior prelitoral fue mantenida por Cortés y Saavedra entre otros muchos. Para Cortés, desde Morvedre (Sagunto) pasaba por Onda (Sebelaci), Cabanes (Ildum), San Mateo (Intibilis) y Tortosa (Dertosa). Para Saavedra la Vía Augusta pasaba por Betxi (Sebelaci), que estaría al pie del Solaig, seguramente esta idea se apoya en la existencia de restos romanos en ese lugar, refiriéndose a la Torrassa y a la muntanyeta de Sant Antoni. Una tercera teoría la preconiza Chabret, según ésta, existían dos vías paralelas la costera y la interior prelitoral que unirían Tortosa y Sagunto. Para Chabret la Vía Augusta cruzaría el río Palancia, pasaría por Almenara cerca de Els Estanys, se dirigía hacia La Vilavella y torciendo al este atravesaría la Rambla de la Viuda por Vila-real y llegaría a Cabanes por Borriol.

Después de muchas impresiones de algunos autores sobre la Vía Augusta; para Esteve, la Vía Augusta al salir de Vila-real coincidía con el camino de Artana, hasta llegar al río Seco de Betxí, pasando el río Seco, el camino de Artana, enlazaba con el que va desde Les Alqueries a Betxí y más adelante continuaba por el camino Palmeral y en el limite de los términos de Betxí y Vila-real a la orilla del camino, estaba la importante villae romana de la Torrassa.

Para Meneu, Sebelaci estaba en Betxí ya que lo hacía derivar del toponímico ibérico Sepelacus (sbelach) y por tanto era de época prerromana, escribió lo siguiente respecto al Solaig: “Salách, preferimos esta ortografía a la de Solaix y Solaig, con que la han escrito Saavedra y otros, porque es la vulgar y corriente, como suena en labios de bechinenses y además porque anda parejas con la clásica Sepelácus, Sebelaci con que el Itinerario de Caracalla y los vasos Apolinarios la designan…”. “En bereber, berberisco o amarcirga, pues con estos tres nombres se designan por españoles las lenguas protosémíticas, la palabra sulách se traslada por cimas o lomas. ¿Cómo de sulách pudo derivar sebelácus, sebelaci, mejor dicho svelách” (MENEU, 1911).

El apelativo Noulas indicaría que la mansión sería un establecimiento nuevo en relación a otro más antiguo, posiblemente con la cercana Sebelaci. Dado que en el Itinerario de Antonino sólo aparece, Sebelaci, Ripollés ha sugerido que sólo esta fuese la mansión oficial, pudiendo Ad Noulas ser una taberna privada ubicada en sus cercanías. La diferencia entre los Vasos de Vicarello (que si que mencionan Ad Noulas) y el Itinerario de Antonino, es muy posible que Ad Noulas estuviese ya abandonada en el siglo III, tal vez a causa de la excesiva proximidad de la otra mansión. Sebelaci estaba a 22 millas de Saguntum y 24 de Ildum, lo que supone que estaba a tan sólo 2 millas, unos 3 km al sur de Ad Noulas (JÁRREGA, 2010, 464).

Durante la época romana, además de la Vía Augusta, la Plana dispuso de una auténtica red de caminos interconectados, uno de los cuales iba desde el embarcadero de la Torre de Onda (Borriana), al camino de Borriana a Artana, llamado más adelante camí dels Forners, o bien por el Camino del Palmeral que va paralelo al dels Forners, que iban a La Torrassa y a Sant Antoni, y desde allí debía dirigirse hacia La Vilavella y Onda.

BIBLIOGRAFÍA

JÁRREGA DOMÍNGUEZ, Ramón (2010): El poblamiento en la plana en la época romana, Castelló, Publicacions de la Universitat Jaume I. Servei de Publicacions de la Diputació de Castelló.

MENEU MENEU, Pascual (1911): Yacimientos arqueológicos en Betxi, Castellón, Artes y Letras nº 1, 2, 4, 6, 7, 11, 12, 13 y 14.

Deja un comentario

Noticias económicas

Noticias Conciertos