Error
  • Error de carga de datos de alimentación
  • Error de carga de datos de alimentación
Lunes, 20 Mayo 2013 18:53

HUELGA DE MASAS

Escrito por  Javier Méndez-Vigo
Valora este artículo
(5 votos)


Ya  Bolívar Echevarría en su Prólogo a las Obras Escogidas de Rosa Luxemburgo (Editorial Era. México 1978) afirma: “decía Berstein, para alcanzar el socialismo -el último paso en la historia del progreso de la democracia, el paso en que ella se enriquece con la institucionalización de la democracia económica-, el movimiento socialdemócrata debe desechar la idea utópica del Marx hegeliano de la necesidad de un mundo sustancialmente diferente del capitalista, al que solo se puede llegar mediante la conquista y el uso proletario del poder político, mediante el cambio revolucionario violento”

Ahí radicaba y se afianza en la actualidad la tesis del reformismo basado en la negación de la lucha de clase y en la defensa de un desarrollo evolucionista de la sociedad. Tesis que sería combatida y rechazada por parte de Rosa Luxemburgo y sus compañeros durante toda la etapa en la que perteneció a la socialdemocracia alemana y después durante la Revolución Alemana de 1918 que le llevó a romper con el reformismo socialdemócrata y a fundar el Partido Comunista Alemán. Etapa en que desempeñó un papel dirigente en aquella revolución (papel excelentemente explicado por el historiador Pièrre Broué en su Tesis Doctoral, que más tarde fue publicada bajo el título de La Revolución en Alemania 1917- 1923). En aquella obra Pièrre Brouè cuando habla de la constitución de la oposición de izquierdas nos dice que  “muy lentamente, los esfuerzos de organización de los revolucionarios alemanes, los radicales de izquierda, comienzan a concretizarse. El pequeño núcleo de amigos reunidos en la mañana del 4 de agosto alrededor de Rosa Luxemburgo se ha mantenido y ampliado”. Y más adelante continúa describiendo al grupo: “El grupo persigue por el momento un doble objetivo. En primer lugar quiere romper el silencio que podría hacer creer en el extranjero que los socialdemócratas alemanes son unánimes detrás de la política chovinista de sus dirigentes. Al mismo tiempo, es necesario organizarse. Liebknecht, Luxemburgo, Mehring y Zetkin se dirigen a los periódicos socialistas suizos para hacerle conocer su reprobación de las declaraciones chovinistas, que han realizado los chovinistas…

El libro que tenemos entre manos es precisamente uno de los principales, por parte de Rosa Luxemburgo, en su enfrentamiento con respecto al reformismo y al economicismo representado por Berstein y el propio Kautsky. Pero al mismo tiempo es un análisis de la realidad social de aquella época anterior a la Primera Guerra Mundial. Un libro donde se defiende el papel de la Huelga de Masas, frente al papel que defienden los reformistas con respecto a los sindicatos. Pero también este libro supone una crítica al anarquismo y a la concepción que tiene aquél sobre la Huelga.

El libro realiza también un análisis de la realidad rusa en la época de 1905. Revolución que comenzó (como bien relata en la obra que lleva el mismo nombre Leon Trotsky, que poco después fue nombrado dirigente del Consejo Obrero de S. Petersburgo) por una reivindicación meramente económica pidiendo pan al “padrecito” Zar de todas las Rusias. En aquel momento la mayoría de los dirigentes del SPD alemán defendían que los marxistas rusos lo único que debían de hacer era aliarse con la burguesía rusa y secundar sus  “demandas democráticas”. Rosa Luxemburgo, lo mismo que Lenin  y Trotsky  se rebelaron contra dichas tesis que, para ellos falseaban la realidad ya que falseaban el desarrollo capitalista de Rusia, como la propia estructura de clases zarista (recomendamos el capitulo segundo de la obra de Leon Trotsky, 1905. Resultado y perspectiva, que habla sobre el capítulo ruso).

Rosa Luxemburgo estudia la realidad capitalista rusa y el desarrollo del movimiento obrero de aquél país. Y delimita claramente el papel que ha de desempeñar la Huelga de masas. Pero al mismo tiempo (al mismo tiempo que hará Lenin y posteriormente Trotsky) concibe la Huelga como proceso de concienciación y papel que debe desempeñar el Partido de la clase obrera: “Por otra parte, la huelga de masas no fue practicada en Rusia como un medio para instalarse repentinamente en la revolución social, mediante un golpe de efecto que evitase la lucha política de la clase obrera y, particularmente, del proletariado, sino como un medio de crear primero para el proletariado las condiciones de la lucha política cotidiana y en particular del parlamentarismo. La lucha revolucionaria en Rusia, en la que la huelga de masas se utiliza como el arma más importante, conducida por el pueblo trabajador y, en primer lugar, por el proletariado para conquistar precisamente esos mismos derechos y condiciones políticas….”.

En resumen Rosa Luxemburgo, Lenin como Trotsky, a pesar de sus diferencias coincidieron en algo fundamental e incuestionable: Su oposición frontal a la política de colaboración de clases [que es el que ejerce cualquier tipo de reformismo], y al mismo tiempo su lucha contra el reformismo en las filas del movimiento obrero.

Deja un comentario

Noticias económicas

Noticias Conciertos