Error
  • Error de carga de datos de alimentación
  • Error de carga de datos de alimentación
Jueves, 17 Octubre 2013 21:53

Gibraltar ¿español o británico?

Escrito por  Κασσάνδρα
Valora este artículo
(4 votos)

Un conflicto histórico y latente que parece no tener fin. Declarado posesión británica por el Tratado de Utrecht en 1713, en 1968 Naciones Unidas exigió a Reino Unido poner fin a la situación colonial de Gibraltar.



Trescientos años después de que Gibraltar fuera declarada posesión británica a través del Tratado de Utrecht, la guerra –de vanidades y nacionalismos- continúa.

Trescientos años después de que Gibraltar fuera declarada posesión británica a través del Tratado de Utrecht, la guerra –de vanidades y nacionalismos- continúa.

 

Siempre ha sido un territorio estratégico por su situación en el mapa, pero, el “recelo político” existente entre España y Reino Unido roza la pesadez…Más todavía en los últimos meses, en los que la instalación de un arrecife artificial por parte del gobierno de Gibraltar ha despertado de nuevo el conflicto de intereses económico-políticos entre España y Reino Unido.

El arrecife se encuentra en aguas de soberanía disputada. De modo que el gobierno español, como respuesta, ha incrementado los controles aduaneros por parte de la Policía Nacional y de la Guardia Civil.

 

El ministro español de Exteriores, José Manuel García Gargallo, nunca se ha mostrado satisfecho con el hecho de que Gibraltar no sea español. De hecho, entre sus primeros actos públicos como ministro destaca el encuentro con la prensa en el Parlamento Europeo. Tras una sesión plenaria Margallo dijo "¡Gibraltar, español!" en tono de broma cuando el eurodiputado conservador británico Charles Tannock se acercó a felicitarle por su nuevo cargo.


Anécdotas aparte, y lejos de solucionarse el problema, los gobiernos británico y español parecen desoírse. Y al final, quienes sufren este conflicto son los gibraltareños y los trabajadores andaluces que se trasladan al peñón cada día. Porque el paso fronterizo ha sido bloqueado o alterado en muchas ocasiones.

 

El pasado mes de septiembre, escuchábamos a Rajoy en la Asamblea General de Naciones Unidas, reivindicando la descolonización de Gibraltar. El presidente del gobierno español hacía alusión a la resolución aprobada por la ONU en1968, en la que se pedía a la potencia administradora poner fin a la situación colonial de Gibraltar antes del 1 de octubre de 1969.

 

No obstante, resulta curioso que el presidente del Gobierno acuda ahora a la ONU a reivindicar Gibraltar cuando fue su ejecutivo el que decidió poner fin al Foro Tripartito. Un foro creado a finales de 2004 por el ministro de Exteriores en aquel momento, Miguel Ángel Moratinos y su homólogo británico, Jack Straw, y en el que existió un diálogo real y fructífero entre España, Reino Unido y Gibraltar. Se resolvieron problemas históricos como el uso del aeropuerto o el tránsito en la Verja.

 

No sabemos, “con certeza”, si la posesión de Gibraltar resulta ahora un objetivo fundamental o quizá sea una buena estrategia, una cortina de humo que pretende tapar los problemas REALES de España como los recortes en Sanidad, la reforma educativa o el PARO.

 

Se plantea aquí una cuestión cuanto menos curiosa, ¿conviene que el gobierno español sea muy duro con el británico cuando miles de PARADOS españoles emigran a Reino Unido en busca de un futuro mejor, o, al menos, un trabajo?

De hecho, las relaciones entre Reino Unido y España no deben de ser muy tensas, porque Rajoy se limita a nombrar Gibraltar en la Asamblea de Naciones Unidas, pero no ejerce ninguna presión directa sobre el gobierno de James Cameron.


Permanentemente, los políticos tratan de hacernos ver que ejercen su responsabilidad de trabajar por el interés y el bien públicos cuando realmente solo se cubren las espaladas con sus palabras ante los medios. Palabras que no se ven reflejadas en hechos.

 

Y los perjudicados...los mismos de siempre: los españoles (sin un futuro claro en su país) y los gibraltareños (marionetas de las caprichosas decisiones políticas).

 

No solo eso, sino que el circo continúa. Ahora, Fabián Picardo, primer ministro de Gibraltar, lanza serias acusaciones contra las autoridades españolas. Picardo asegura que las fuerzas de seguridad españolas han disparado contra ciudadanos del peñón. El gobierno de Rajoy ha calificado sus palabras como injurias y ha asegurado que el ministro gibraltareño eleva el tono de su discurso para tener mayor repercusión mediática (sorprendente, porque parece ser lo mismo que el presidente del gobierno hizo en la Asamblea General de Naciones Unidas: hablar de Gibraltar y ofrecer una imagen de presidente “exigente”).

Mientras tanto, el nuevo foro de diálogo que el ministro español de Exteriores plantea ahora sigue en proceso de creación (la exigencia española: que Gibraltar no tenga el mismo poder de decisión que España y Reino Unido). Veremos qué soluciones se ponen sobre la mesa y como se reconduce este conflicto histórico y latente.

 

La vida sigue, de cualquier manera, y seguro que para la gran mayoría de ciudadanos españoles Gibraltar no está en su top of mind. Al menos, para aquellos más preocupados de llegar a fin de mes, disponer de una sanidad y educación dignas y tener políticos que no nos roben y ejerzan su responsabilidad pública honestamente.

 

Los gibraltareños seguramente deseen vivir en paz sin ver su día a día afectado por los orgullos nacionalistas. De modo, que si este conflicto llega a su fin algún día espero que lo que se resuelva sea siempre pensando en el bienestar de los ciudadanos residentes en el peñón y la conservación del medio ambiente. Qué utopía ¿no?

Utópico y quizá difícil de predecir, Gibraltar… ¿español, británico, territorio independiente?

Modificado por última vez en Sábado, 19 Octubre 2013 11:43

1 comentario

  • Enlace al Comentario Sir Francis Drake. Miércoles, 23 Octubre 2013 12:17 publicado por Sir Francis Drake.

    Mariano Rajoy no está capacitado para tener la responsabilidad de ser el representante del estado español y mucho menos para ser su presidente.
    Y por supuesto, defenderé la independencia de Gibraltar, siempre que se les permita decidir por si mismos, claro está.
    Solamente el orgullo nazionalisto español y UK impiden a Gibraltar ser libre.

    Reportar

Deja un comentario

Noticias económicas

Noticias Conciertos